[quads id=1]

sinlavarLa prenda, llamada Wool & Prince, no se arruga o ensucia o guarda malos olores. Sus fabricantes afirman que puede ser usada hasta 100 veces antes de tener que lavarla. El secreto de tal invento está en la lana.

 

La mayoría de camisas de botones son fabricadas en base a algodón. Por ello son suaves, frescas y delicadas al contacto con la piel; pero no son duraderas. Las de lana, en cambio, son más resistentes.

 

Sin embargo, la mayoría de los consumidores asocia lana con un material que produce y guarda calor, como en el caso de los sacos, y que además produce picazón. Pero este no es el caso de estas camisas, cuyo costo es de U$ 98.

 

Según sus fabricantes, con sede en Brooklyn, el hilo de lana fina es la clave para controlar la temperatura y para absorber la humedad. Además aseguran que resiste seis veces más que el algodón.

 

Su financiamiento inicial provino de Kickstarter, una plataforma virtual en la que personas alrededor del mundo pueden aportar recursos. Los fabricantes compartieron un vídeo que explica el invento y gracias al que superaron la cifra base de U$ 30.000.