[quads id=1]

Según el World Competitiveness Report 2018, levantado por el Foro Económico Mundial, el Ecuador se ubica en el puesto 86 en competitividad, mientras que países vecinos como Colombia y Perú están en el puesto 60 y 63, respectivamente. Las economías de América Latina sufren de falta de competitividad en comparación con las regiones más desarrolladas.

De acuerdo al Plan de Competitividad propuesto por la Cámara de Industrias y Producción (CIP), existen varios factores que limitan a una empresa a ser competitivas:

  • Falta de flexibilidad laboral.
  • Inestabilidad jurídica.
  • Sistema impositivo poco competitivo.
  • Elevada tramitología para emprender y consolidar los negocios.
  • Comercio ilegal.
  • Debilidades relacionadas al talento humano.
  • Insuficiente financiamiento a largo plazo.
  • Baja implementación de procesos, adopción de TIC’s e innovación.
  • Deterioro de la demanda agregada (primer trimestre 2019).

 Asimismo, el Índice de Competitividad Global 4.0 (ICG) del Foro Económico Mundial indica que el Ecuador ocupa el puesto 136 de 140 países en cuanto a facilidades de contratación y desvinculación. Por lo tanto, el mercado laboral en Ecuador conjuga elementos que no lo hacen competitivo, lo que tiene consecuencias que repercuten no sólo en la productividad de las empresas, sino también en la falta de capacidad de adaptación a un entorno laboral más dinámico.

Frente a esta realidad, Adrián Ordóñez, gerente general de Coface Ecuador, sugiere 6 estategias:

  1. Dinamización laboral y nuevos esquemas de contratación:

El marco legal en el que operan las industrias en el Ecuador aún responde a la realidad de una economía previa a la dolarización (desactualizada), en la que era necesario proteger la capacidad adquisitiva que se deterioraba por las devaluaciones. La actual regulación laboral impone condiciones muy rígidas que no incentivan la generación de empleo. Para mejorar la productividad se requiere principalmente:

 Modalidades de contratación: Esquemas de contratación que no atenten contra los derechos de los trabajadores.

Jornada laboral: Contar con un jornada laboral que con un previo acuerdo entre empleador y trabajador se ajuste a las realidades y necesidades de ambos que permita distribuir las 40 horas laborales semanales en menos de 5 días o en máximo 6 días, manteniendo el descanso de 48 horas. El pago de horas extras se mantiene, a partir de la hora 41.

  1. Facilitar el acceso a crédito:

En Ecuador la tasa de interés para créditos es muy alta. En promedio puede ir desde el 8% hasta el 16%, lo que significa que en una economía dolarizada y con una inflación de menos del 1% es una tasa prohibitiva; por lo que resulta muy costoso endeudarse. Para las empresas que desean invertir, el acceso al crédito constituye una barrera.

  1. Continuar con la inversión en Infraestructura país:

Es un factor determinante para la competitividad de una nación, en el Ecuador han existido avances significativos en cuanto a infraestructura vial y puertos.

La infraestructura vial del país impacta directamente en la competitividad y productividad, y se traduce en menor tiempo en el desplazamiento, reducción de costos de mantenimiento de los vehículos porque las carreteras están en buen estado. En este sentido el sector industrial cuenta con una ventaja, y el Gobierno debe seguir trabajando en esta línea.

  1. Apostar a la innovación y desarrollo:

 

“La variable de innovación es fundamental y va de la mano con el desarrollo, la investigación y la tecnología. Los procesos tienen que ser cada vez más innovadores, automatizados, deben ir a la vanguardia. Si continuamos con procesos de manufactura de hace 20 años, frente a otros países que se van tecnificando nos colocamos en desventaja y somos menos competitivos”, explica el ejecutivo de Coface. En este sentido se debe evaluar si el Estado está fomentando la innovación y el desarrollo tecnológico, para facilitar la transferencia de tecnología.

Señala que “en cuanto a innovación, Ecuador se encuentra en el puesto 97 de 126 países que forman parte del Índice de Innovación Global (GII) para 2018. Respecto de países como Chile, Costa Rica, Colombia y Perú, Ecuador es el peor ubicado del 2016 al 2018”.

En relación a este punto, la Comisión de Productividad y Competitividad, plantea los siguientes lineamientos:

  • Fortalecer el ecosistema de innovación, a través del fomento de la cultura de investigación y de la absorción tecnológica.
  • Mejorar los instrumentos de desarrollo productivo, de asociatividad y de articulación empresarial, fomentando el desarrollo de economías de escala.
  • Incrementar la eficacia de la inversión pública y privada en innovación.
  • Propuestas de mejora a la normativa de protección de propiedad intelectual.
  • Crear y promover mecanismos que eleven el nivel de la investigación científica de las universidades para que estén orientados a las demandas del mercado.
  1. Exportar productos de valor agregado:

El paso de producir commodities o productos primarios a los productos de valor agregado como es el caso del chocolate, es fundamental. Durante más de 50 años el Ecuador exportó cacao y apenas en los últimos años ha empezado a producir chocolate. Desde hace mucho tiempo los mejores chocolates del mundo se hacen con cacao ecuatoriano, ahora en Ecuador se trabajó en la cadena de valor de este producto y se ha logrado producir chocolate de muy buena calidad, que destaca en los mercados internacionales.

En este contexto, Ordóñez señala que cabe analizar la posibilidad de que el Ecuador trabaje en la cadena de valor del petróleo y empiece a producir derivados; al tiempo de analizar cómo hacer lo mismo con otros productos.

  1. Exportación de servicios:

El Ecuador debería enfocarse en una estrategia de exportación de servicios, la exportación de bienes no-transables es menos vulnerable a fluctuaciones de precio.

Turismo: El Ecuador al ser un país megadiverso, tiene muchos lugares que pueden explotarse de mejor manera hacia afuera. En este sentido, el turismo debe ser un eje transversal de la política productiva del país.

Servicios financieros: Lograr que el Ecuador se convierta en un hub de servicios financieros, al ser un país pequeño, dolarizado y con un sistema bancario sólido, que podría atraer capitales de todo el mundo. Para ello, se necesitaría generar un entorno de incentivos tributarios y fiscales, aclarando que no se trata de un paraíso tributario.

Desarrollo de tecnología y software: El Ecuador podría ser un productor de servicios de software básico, por ejemplo de call center. Son campos en los que podría competir y es muy importante dar los primeros pasos para no quedarnos atrás de países vecinos.

Existen además problemas estructurales en el país que son la raíz de muchos otros problemas: la oferta exportable y el nivel de educación de la población, por lo que resulta necesario que los Gobiernos empiecen a trabajar en las soluciones a largo plazo, que beneficiarán al país en todos los ámbitos.

“Es indispensable además construir un entorno saludable para las inversiones (clima de negocios), esto quiere decir que exista seguridad jurídica y estabilidad política. De esta forma se fomenta la competitividad y productividad en el país” resalta.