[quads id=1]

Pablo Davila1Pablo Dávila, Presidente Ejecutivo de la Cámara de Industrias y Producción, estuvo en MarketingActivo para hablar sobre la trayectoria de esta importante organización ecuatoriana. «Para nosotros es un orgullo celebrar 75 años de vida institucional, lo cual ya marca una trayectoria importante, tratando de ejecutar cada uno de los principios que tiene nuestro estatuto. Pero sobre todo aprendiendo, mejorar siempre implica cometer errores y nuestra institución no ha estado exenta de ello» dijo.

Dávila habló sobre 3 momentos importantes de la vida institucional de la Cámara. El primero de ellos es el nacimiento de la organización como Cámara de Industriales de Pichincha en 1936, año en el que el objetivo fue la agremiación del sector industrial de Pichincha y esencialmente de la ciudad de Quito.

El segundo momento importante, más bien debe reconocerse como un proceso, explicó Dávila. «La Cámara empezó a agremiar al sector industrial con mucha representatividad, consolidando un alto nivel de legitimidad en la opinión que expresaba para el manejo de problemas empresariales en términos generales».

Y el tercer elemento fundamental en la historia de la Cámara recae 4 años atrás cuando esta organización decide transformarse en la actual Cámara de Industrias y Producción. En este proceso se reformaron las bases y estatutos de la institución. Según destacó Dávila, a través de un proceso práctico pero absolutamente democrático.

A partir de esto se empezó a agremiar a grupos más pequeños, como por ejemplo la Asociación Nacional de la Industria Textil, la Asociación Nacional de Alimentos y Bebidas, la Asociación Nacional de Fabricantes Industriales de Metal, entre otros. Esto les ha permitido reconocer la necesidad de estas empresas a través de su gremio sectorial, sin afectar la representatividad en el mensaje que ellos tienen individualmente.