[quads id=1]

bypassLa cadena de restaurantes estadounidense “El Infarto” vende una hamburguesa de 8.000 calorías. La cadena se caracteriza por atender a sus clientes en un ambiente que recrea un hospital. Con meseras vestidas de enfermeras, una ambulancia en la puerta, una silla de ruedas para la salida y pedidos que simulan ser recetas.

 

La creación más famosa del lugar se llama Cuádruple Bypass. Se trata de cuatro hamburguesas fritas en grasa de chancho, que incorpora tocino, ocho tajadas de queso, un tomate entero, media cebolla y seis rebanadas de pan. El menú lo completan las papas fritas y las gaseosas con azúcar extra.

 

El fundador de la cadena, conocido como el “Doctor Jon,” es un graduado en Marketing. Jon Basso aseguró que su objetivo es “ofrecer una comida por la que merezca la pena morir.” La cadena de restaurantes se inauguró en 2005 en Arizona y ya ha abierto su tercera sucursal en Las Vegas.

 

Las críticas son severas en contra de la comida que la cadena sirve. La Asociación Americana del Corazón (CHD) ya ha tratado de que cierre el establecimiento y ha llamado a su dueño un “pornógrafo nutricional.” Pero él se defiende asegurando “hemos colocado grandes señales de peligro en la entrada, en las que se puede leer que comer aquí es malo para la salud, algo que no ha hecho ninguna otra cadena de comida rápida.”

 

ARZ