[quads id=1]

 
El email es la estrategia más fuerte del marketing directo, pero no está muy clara su efectividad cuando en contadas ocasiones ofrece un valor real a los consumidores. Por eso, y con el crecimiento imparable de la telefonía móvil, parece que ha llegado la hora de plantear una estrategia mejor con la que llegar a los clientes.

Cuando se envía un email genérico para conectar una marca con un cliente, en el mejor de los casos, este será ignorado, mientras que en otras ocasiones directamente se marca como spam. Además, muchas de las listas de emails que se compran no están bien segmentadas por lo que resulta muy difícil personalizar los contenidos para una audiencia concreta. La solución, por tanto, está en tecnologías como el SMS o el rich media que facilitan la personalización de los mensajes y crean contenidos atractivos para las audiencias.

El SMS ha revolucionado la forma en que se conecta y comunica a los consumidores. Las marcas no pueden comprar números de teléfono con la misma facilidad con la que compran direcciones de email, para contactarse con un consumidor a su dispositivo móvil deben tener el consentimiento del consumidor. Gracias a esto se crea un canal personal entre la marca y los clientes, porque son ellos los que eligen si quieren o no recibir promociones. El porcentaje de apertura de los SMS es del 97% y el 90%. Por su parte los correos electrónicos tienen un porcentaje de apenas el 20%.

Sin embargo, no importa cuán altas sean estas cifras, si la marca no es capaz de ofrecer mensajes relevantes y atractivos, los consumidores no tendrán ningún reparo en ignorar los mensajes.

Por eso el rich media messaging (RMM) se plantea como una alternativa efectiva para aprovechar el potencial del móvil como canal de contacto con el cliente. Estos mensajes permiten enviar contenido valioso a cualquier dispositivo móvil sin necesidad de una conexión a internet. Los mensajes RMM optimizan los contenidos detectando el tipo de teléfono que utiliza cada cliente y le envía el contenido apropiado para ese dispositivo.

Frente al email y los SMS, que tienen sus puntos fuertes, el RMM está recuperando posiciones como herramienta de marketing móvil y ofrece posibilidades ilimitadas para enviar mensajes personalizados a los clientes con un valor real y no sólo un anuncio publicitario.