[quads id=1]

«Me molestan estas mamás» es el título del tema de rap posteado el 21 de mayo por Bratt Murgueitio, cantante y ex integrante de un reality show. «Hice una cancioncita para todas esas madres que se hacen las sufridas todos los días y creo que es hora de acabar con esta sociedad hipócrita», decía Murgueitio como introducción al videoclip en el que criticaba y descalificaba a las madres solteras.

“Eres un mal ejemplo, como una madre no tienes derecho. Por más que reces mereces lo peor, y aunque reces ya no tienes solución”… «Me molestan estas mamás, evitemos que aparezcan más” son algunas de las frases de la canción.

Murgueitio concluye el video diciendo: “estamos acostumbrados a que no nos digan la verdad y estas mamás no merecen nada y está bien que carguen con esa cruz, porque al fin y al cabo fue su culpa, así que ponte pilas porque la próxima puedes ser tú”.

En el videoclip, de un minuto y medio de duración, aparecen mujeres junto a niños pequeños, cuyos rostros quedan expuestos. El video circuló en las cuentas de Murgueitio por más de un día, luego de lo cual apareció otro, esta vez un video promocional de pañales Pompis, en el cual el  cantante revelaba que su rap era una activación publicitaria que tenía por objetivo que  las personas que lo cuestionaron, se preocuparan por las madres solteras.

Giovanni Di Mella, Presidente Ejecutivo de Zaimela, empresa que comercializa la marca Pompis, presentó el 24 de mayo un comunicado oficial explicando las acciones publicitarias emprendidas, en el cual entre otras cosas dijo: “La comunicación de los últimos días, desarrollada con nuestra agencia, tenía la sana intención de visibilizarlas  para lograr que más personas se movilicen y se unan a nuestra causa, apoyando y reconociendo así a estas madres que hemos llamado con afecto “mamás 4×4”. A veces la sociedad no se levanta con mensajes bonitos, se levanta por polémicas, sin embargo el resultado no fue el esperado. Entendemos que esta comunicación ha ofendido a algunas personas y lo lamentamos”

Mientras que Kommunik, la agencia que concibió la campaña, reivindicó el impacto de su estrategia a través de su cuenta de Twitter con un mensaje que da el contexto de la campaña y en el que argumentan que: “Kommunik y Pompis desarrollaron esta campaña que tenía como fin levantar la conciencia social, siendo los propios usuarios los que alzaran su voz en defensa de las mamás 4×4. La intención nunca fue ofender a nadie, sin embargo, hemos logrado un punto de inflexión en nuestro país: Ecuador es hoy diferente a como era tres días atrás”.

Sin embargo, los ciudadanos así como las organizaciones y activistas pro derechos humanos manifestaron, a través de las redes sociales, rechazo y duras críticas hacia esta pieza que atacó a las madres solteras, un grupo socialmente vulnerado.

Adicionalmente la Asociación Ecuatoriana de Bienestar Infantil (AEBI) decidió ir por la vía judicial y puso una queja ante la Fiscalía por considerar que el video de Murgueitio es “altamente” discriminatorio y que va en contra de “la integridad, la reputación y el honor” de las madres y niños que aparecen en él. La sanción, en caso de darse, podría ser de hasta 3 años de cárcel. Además, una de las madres que aparece en el video, también interpuso una denuncia puesto que, según informa en Diario El Comercio, firmó un contrato para un comercial infantil de pañales y no para un video en el que siente que fue vulnerada. Cabe recordar que en Ecuador, el Código de la Niñez y Adolescencia prohíbe la participación de niños, niñas y adolescentes en programas, mensajes publicitarios o  producciones de contenido pornográfico y en espectáculos cuyos contenidos sean inadecuados para su edad.

Fuentes: El Comercio, El Expreso, Fundamedios, Redes Zaimella y Kommunik.