[quads id=1]

danielorbeAlpina busca con el consumidor estar siempre a la vanguardia de sus tendencias y exigencias, y está en constante innovación, no solo de los empaques, sino de los productos también. Daniel Orbe, Sub-gerente de mercadeo en Alpina Ecuador, conversó con Marketing Activo sobre este tema. Daniel Orbe sostuvo que el cambio de imagen que están realizando, es dos productos: bebible Kiosko, y con trozos, y aseguró que en el mercado nacional, el 65% de las ventas se dan en los yogures bebibles, y el 10% en aquellos que tienen trozos de frutas. El yogurt bebible está enfocado principalmente a niños, debido a que a ellos  no les gusta sentir mucho los trozos de fruta, mientras que los adultos consumen más trozos de fruta. Orbe manifestó que el hecho de cambiar de imagen, y hacerla más llamativa por el grado de impresión en el empaque que hoy es 100% de etiqueta y hay más visibilidad en el mercado, es un beneficio para la marca, porque genera más ventas. El trabajo en el empaque se lo viene realizando desde hace 2 meses, con apoyo a nivel de medios alternativos, donde la principal comunicación está basada en transmitir el cambio de imagen. El trabajo en el yogurt bebible es en las presentaciones personales, y familiares de 1 y 2 litros; mientras que en el yogurt con trozos de fruta se dio en las presentaciones familiares de litro y dos litros. Orbe reiteró que los competidores directos con su marca son: Tony, Dulax, Pura Crema, entre otros. En términos de preferencia de los consumidores entre bebidas, jugos o yogures, Orbe manifestó que depende del momento de consumo que se tenga, pues, por ejemplo, en el desayuno no es lo mismo escoger entre un yogurt y un jugo, se pueden tomar los dos, no son sustitutos, sin embargo a media mañana si hay que elegir entre un jugo, un yogurt o un refresco, ahí son sustitutos. La penetración del yogurt es mayor en la Sierra, y el consumo en la Costa es el yogurt bebible, mientras que en la Sierra, el de trozos de frutas, y el objetivo principal de esta marca, es generar una diferencia, y ganar presencia en el punto de venta. El cambio de imagen actual involucra una diferencia en términos de impresión, y de botellas. Antes en una botella de litro había una fajilla con una impresión del 50%, hoy es una botella con un termo encogible, que va de pies a cabeza, con un grado de impresión que cubre toda la botella. Orbe comentó que hace 3 años Kiosko, cambió completamente su imagen en sus productos, ya sea yogures, y quesos, y este cambio se dio por el deseo de buscar una arquitectura gráfica diferente, pero mantuvieron el nombre descriptor de producto, y los colores existentes. Para el cambio que se produjo 3 años atrás, Orbe sostuvo que se realizó un estudio de etiquetas, y de referencias de Kiosko, y encontraron que se manejaba 4 logotipos de esta marca, mismos que no generaban construcción de marca en los consumidores. Actualmente cuentan con dos marcas: Kiosko, y Alpina, siendo que en Alpina hay un target más dirigido a la clase socio-económica media para arriba, y el Kiosko se enfoca en la clase media para abajo.