[quads id=1]

DSC02391En su especial del mes, MarketingActivo preparó un panel junto a Adolfo Macías, Asesor Creativo en Comunicación Política; Francisco Villamarín, Director de cuentas de Norlop JWT y Carlos Córdova, Vicepresidente Ejecutivo de CEDATOS. Quienes compartieron un análisis técnico sobre los mensajes, las campañas publicitarias, las estrategias y en general la publicidad del gobierno y su manera de utilizar esta herramienta para posicionarse en la mente de la ciudadanía.

Durante el encuentro se trataron diversos temas, uno de ellos la parte creativa de las campañas del gobierno. Francisco Villamarín comentó que últimamente se ha visto un alejamiento del concepto de comunicación que en algún momento estuvo alineado. Durante el confortamiento con el Municipio de Guayaquil, la estrategia del gobierno se salió de la ideología convirtiéndose en un tema personal haciendo que el mensaje publicitario de la “Marca Rafael Correa, Alianza País”, pasó un escenario más confrontativo.

“Veo un desenfoque a comparación de las campañas del año pasado que había un concepto general y constructivo para la marca Gobierno Nacional, que en conjunto hacían que esta marca se posicione”, dijo Villamarín.

Por su parte Adolfo Macías comentó que se ha agudizado la tendencia del antagonismo que estuvo siempre presente. Se mantuvo constantemente una rivalidad y esta estrategia se llevó al extremo. La comunicación del gobierno no ha dado un giro, simplemente ha tomado mayor intensidad en la misma estrategia, por lo que la gente que la maneja debería equilibrar esta situación.

Carlos Córdova dijo que el manejo de la estrategia de comunicación de este gobierno tiene una gran diferencia con otros gobiernos ya que ha manejado una fuerte promoción al comunicar lo que plantea el gobierno. Añadió que el área social es la mejor calificada por los ecuatorianos sin embargo la parte económico es donde más baja aceptación concentra.

Según Córdova la estrategia que ha mantenido el gobierno juntando a la oposición, ha provocado la desaparición de los líderes políticos. Rafael Correa cuenta con un 51% de presencia y Jaime Nebot le sigue con una distancia muy grande.

Villamarín expresó que es necesario identificar para qué sirven los canales de comunicación que utiliza el régimen. “Lo primordial es saber no sólo qué comunico sino cómo comunico. El estilo personal del presidente ha generado descensos en la credibilidad pues la forma en la cual se comunica no es compatible con la estrategia”.

Carlos Córdova mencionó que existen tres elementos importantes en la comunicación del gobierno. El 46% de las personas considera correcto que el presidente rinda cuentas, sin embargo solamente el 39% está de acuerdo con las cadenas presidenciales. Además la intensidad de la publicidad es lo que menos le gusta a la gente por lo que es necesario estudiar cómo y cuándo manejar estos elementos.

Macías aseguró que el equipo encargado de la comunicación en el gobierno debe enfrentar un cambio en la estrategia pues se ha demostrado que la actual trae demasiadas complicaciones. “Se ha suplido la labor de la prensa a través de estos informes que pasan por encima de los informativos y pretenden conseguir que la gente perciba que el gobierno y el presidente están haciendo obra.

Según Villamarín no se ha trabajado en un análisis estratégico. “La gente ya probó el producto y es necesario analizar en donde esta posicionado. Más allá de la oposición, están los medios que transforman la publicidad en opinión y viceversa, en medio se encuentra una sociedad confundida”.

Finalmente nuestros invitados estuvieron de acuerdo en que se debe cambiar la estrategia utilizada por el gobierno. Macías aseguró que es necesario responder a la presión de la ciudadanía, disminuir la presencia y abandonar todo tipo de rivalidad. Villamarín comentó que seguramente la situación seguirá igual pues la expectativa inicial se está transformando en un una pugna de poderes. “Deberían seguir trabajando en la construcción de la lealtad del consumidor, que le compro la ideología al movimiento país”, añadió Villamarín.