[quads id=1]

El proyecto de Reformas a la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) fue aprobado con 75 votos, 25 en contra y 7 abstenciones, este 18 de diciembre,tras casi 8 horas de debate y con la intervención de más de 30 asambleístas. “Se promulga el manejo transparente de la información y se suprimen todas las disposiciones punitivas. Esto, con la finalidad de garantizar los derechos a la comunicación establecidos en instrumentos internacionales y la Constitución. El documento será remitido en las próximas horas al Ejecutivo para su sanción u objeción” informó la Asamblea Nacional.

“En virtud de devolverle al país la libertad de expresión, la palabra, el entusiasmo a los medios de comunicación y a los periodistas para que puedan hacer efectivo el pleno goce de la libertad que les caracteriza, se aprueban estas reformas”, subrayó Jorge Corozo, presidente de la Comisión de Derechos Colectivos, quien elaboró el informe.

El documento modifica el 76% de la LOC vigente desde 2013, que fue impulsada por el Gobierno del expresidente Rafael Correa. “La eliminación de la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom), de la figura de linchamiento mediático, la responsabilidad ulterior, los códigos y normas deontológicas son los principales cambios. Ninguna medida administrativa existirá en la Ley, han sido eliminadas las sanciones administrativas, punitivas y económicas” destaca un comunicado de la Asamblea.

También se incorporó una disposición para que se llame “a un nuevo concurso público para adjudicar frecuencias de radio y televisión, a partir de la resolución de la Contraloría al determinar que el concurso iniciado por el régimen anterior tuvo irregularidades. Se garantiza además que la comunicación será un derecho y no un servicio, así como la democratización de la comunicación”.

Pero se especificó que «se renovarán por única vez las concesiones de frecuencia de radio y televisión, previo al informe jurídico y técnico sobre el cumplimiento de las obligaciones establecidas en los respectivos contratos de concesión y cuyo plazo haya vencido previo a la fecha de promulgación de la presente Ley en el Registro Oficial», atendiendo un pedido de la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión (AER).

Durante la fase de segundo debate del proyecto, Apauki Castro, en representación de 18 pueblos y 15 nacionalidades del Ecuador agrupados en la Conaie, dijo estar de acuerdo con el informe preparado por la Comisión de Derechos Colectivos.“El espectro radioeléctrico no es infinito ni tampoco tiene propietarios, sino concesionarios, razón por la cual el Gobierno debe implementar políticas públicas para el real cumplimiento de la repartición de frecuencias.  La comunicación nos pertenece a todos”, agregó.

Ana María Acosta, delegada de los medios de comunicación popular, que agrupa a 13 nuevos medios comunitarios, resaltó los avances en las reformas a la Ley de Comunicación. Recordó que la Comisión de Derechos Colectivos colocó una transitoria que prohíbe la renovación automática de frecuencias para medios privados y para repartirlas mediante concurso, con procedimientos públicos y transparentes.

Mientras que Roberto Manciatti, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Canales de Televisión, planteó revisar el contenido del 5% de los mensajes interculturales en los medios, por un tiempo de 72 minutos diarios, situación que demanda una fuerte inversión de recursos para su producción.

Kleber Chica, de la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusores, dijo que  “no está en contra de la asignación del 34% del espectro radioeléctrico a los sectores comunitarios. No obstante, considera que se debe apoyar a los centros de educación superior para que difundan sus mensajes. Señaló además que los radiodifusores deben conservar sus frecuencias”.

El proyecto aprobado también implica la profesionalización de la comunicación para quienes desempeñen actividades periodísticas de forma permanente en los medios. La excepción de esta medida se aplicará a las personas que tengan espacios de opinión y en medios comunitarios.

También dio énfasis a la  “protección de los trabajadores de la comunicación que por sus actividades ponen en riesgo sus vidas y la de sus familiares, mediante la aplicación de protocolos elaborados por el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación, Cordicom, en articulación con las instituciones pertinentes” enfatizó la Asamblea.

El Consejo de Regulación, Desarrollo y Promoción de la Información y Comunicación (Cordicom) será el encargado de vigilar y controlar los contenidos comunicacionales, pero sin capacidad sancionatoria, como la Supercom. El organismo elaborará informes técnicos en caso de encontrar información discriminatoria, violenta o sexualmente explícita.

En este segundo debate se hicieron nuevos planteamientos que se incluyen en el documento, entre ellos, que se mantenga el 60% del espacio para la producción audiovisual nacional, atendiendo el pedido de la Corporación de Productores y Promotores Audiovisuales del Ecuador.

En su exposición durante el debate, María Andrade, en representación de esta Corporación, pidió la presencia de este sector en el Consejo de Regulación y Desarrollo de Información y Comunicación, Cordicom. Pues indicó que el sector a quién representa aportó a la economía del país entre 2007 y 2014, con más de 2.700 millones de dólares. Alertó que en el informe preparado por la Comisión de Derechos Colectivos se disminuye del 60% al 40% el espacio para la producción audiovisual nacional.

“Impulsar la industria cultural del país es promover la creatividad. El sector audiovisual genera riqueza, produce empleo y genera vínculos humanos”, mencionó. Asimismo, Rafael Barriga -representante del sector audiovisual- señaló que el cine es un punto de encuentro masivo para reconocernos, entendernos y educar a los niños en la diversidad. “Es necesario impulsar con fuerza este sector”, reiteró.

Las reformas a la LOC también  recogen las propuestas de la ministra de Salud, de la asambleísta Viviana Bonilla y del presidente de la Comisión del Derecho a la Salud, en el sentido que los medios de comunicación no podrán publicitar productos cuyo uso regular o recurrente produzca afectaciones a la salud de las personas.

El Ministerio de Salud elaborará un listado de productos que no puedan publicitarse en medios de comunicación “cuyo uso regular (…) produzca afectaciones a la salud de las personas”. También controlará la publicidad de productos alimenticios y de salud.

En cuanto a otras las regulaciones a la publicidad, también se incluyó un texto en el artículo 94 de la LOC, en el que los medios de comunicación quedarían habilitados para emitir publicidad de bebidas de moderación de hasta cinco grados de alcohol; esta disposición, según debatieron los legisladores, es para permitir la publicidad de la cerveza artesanal en el país, que constituye un emprendimiento fundamentalmente de jóvenes.

Igualmente, la Comisión de Derechos Colectivos estableció un texto que obliga tanto a los anunciantes públicos como privados a distribuir equitativamente la pauta publicitaria en los medios de comunicación de cobertura regional o local, la cual no será inferior al 10% en poblaciones menores a 500.000 habitantes.

Cuatro entidades estatales vigilarán los anuncios: el Ministerio de Salud (MSP), el Consejo de Regulación, Desarrollo y Promoción de la Información (Cordicom), la Contraloría General del Estado (CGE) y el Ministerio de Telecomunicaciones (Mintel) quienes tendrán la misión de vigilar y controlar la publicidad en los medios, según las funciones establecidas.

El Cordicom regulará la publicidad que sea transmitida durante los programas infantiles. Joaquín González, representante de Unicef en Ecuador, dijo en entrevista para El Telégrafo que los niños no pueden defenderse por sí mismos y, por tanto, es necesaria una protección estatal. “Es menester un sistema de protección integral que prevenga las vulneraciones de derechos, y si estas ocurren, no las trate de manera aislada sino que vele por el bienestar del niño en su conjunto”, afirmó.