[quads id=1]

Svitlana Zaruzhko , jefe de canales de atención y comunicación en Banco ProCredit Ecuador, analiza lo que fue el 2018 desde la perspectiva de los desafíos que implica la implementación de la banca digital. “El público en Ecuador prefiere todavía ir a las oficinas bancarias, usar efectivo, usar cajeros automáticos y no tanto banca online o en el celular, entonces 2018 era un año de retos, para capacitar a los clientes, entregar información y darles a conocer los beneficios de aprovechar este servicio digital: ahorros de tiempo, de dinero y mayor seguridad” afirma.

Señala que “en muchos casos el reto es que no todos los clientes lo quieren hacer, por miedo o desconocimiento y ahí juega un rol crucial el personal de la banca que debe  entender cómo funciona y las seguridades que brinda el medio digital y explicarlo al cliente”.

Explica que el primer paso fue pasar de las transacciones de la oficina a cajero automático. “Dese inicios 2018 Procredit tiene las oficinas cash less, no maneja efectivo, no tienen caja ni cajeros. Si el cliente debe realizar su transacción en efectivo tiene que ir a una zona 24/7 especial”.

“El año pasado pasamos acompañando y explicando al cliente, en un proceso de educación y actualmente el 99% de transacciones en Procredit ya están en digital. Son muy pocas en las que el cliente, por algunos temas normativos, debe realizarlos de manera presencial. Nosotros empezamos en 2015 esta transformación, el volumen de negocios se mantiene o hasta puede aumentar, pero el canal se cambia. Explicando esto al cliente se lo toma muy bien, pero es crucial tener un personal capacitado que pueda explicar de forma simple lo que está pasando y por qué está pasando. Es un proceso constante” enfatiza  Zaruzhko.

Se refiere también al tema de que el costo que tienen la transacciones a veces molesta a la gente, pero destaca que “en las transacciones personales hay un gasto, no solo de tiempo sino de transportación, etc. Lo que permite el modelo digital es ahorrar los gastos que el banco invierte en infraestructura física y con este ahorro disminuir también las comisiones”.

En cuanto a las perspectivas 2019 resalta que la meta es “pasar de cajero automático de efectivo a digital. Tenemos esta política y es promovida también por ASOBANCA. Tener oficinas cashless,  tener más innovación, transformación digital. Este año será pasar a una transferencia, a un pago digital, al uso más frecuente de banca móvil, banca online y hasta banca telefónica. La mayoría de los bancos ya tienen sus servicios online, pero debemos brindar el servicio simple para que el cliente no se confunda, pueda usar la banca online, ahorrar tiempo y costos”.

Escuchar la entrevista completa: