Campaña: Basureros

Agencia: McCann España

Cliente: IKEA, España