[quads id=1]

Alvaro Xavier Andrade
Para profundizar el tema y con respecto a un artículo publicado en la revista Perspectiva que hace referencia a la temática mencionada nos acompañó en una entrevista Álvaro Xavier Andrade, representante del departamento de investigación de IDE.
El crecimiento en la economía China ha crecido un 10%, no obstante cada año es difícil mantener este valor. Todo esto es fruto de una reestructuración de la economía en China es un proceso que ha tenido su apogeo durante los últimos 25 años. La mejor distribución de los productos, evitando la escasez. Esto dio paso al comercio internacional y a la inversión externa, sus importaciones han crecido y han permitido eliminar ciertos aranceles.
El objetivo de este artículo es cuestionar a partir del crecimiento Chino, observar y analizar qué papel juegan las marcas. El valor de una marca china debe ser un criterio diferenciador, con una metodología donde analizan la marca como un activo y el valor que me va a producir.
En el momento que el consumidor se acerca a la percha se debe analizar el impacto de la marca en el momento del consumo masivo y observar la fortaleza de la marca en el tiempo. Esta metodología tomó una muestra de las marcas chinas más representativas para realizar el respectivo análisis.
Hay que tomar en cuenta pese a los grandes cambios de apertura comercial aún no se habla de un modelo capitalista, tomando la mayoría de las decisiones en cada una de las industrias de ese país. En China, las personas no son dueñas del territorio donde trabajan. No obstante, la capacidad de compra que han logrado gracias a ese crecimiento ha permitido un notable desarrollo en este país.
El consumo de grandes marcas en China es evidente, ocupando el tercer puesto dentro de un mercado de consumo de lujo gracias a la capacidad de consumo de compra.