[quads id=1]

El Gobierno de Chile concretó esta semana la rebaja de tasas de embarque aéreas. “La medida, que regirá para las tasas de embarque de vuelos nacionales e internacionales, se implementará de manera gradual en tres años. Para las tasas domésticas se decreta una rebaja inmediata de 20%, y el valor pasa de $7.592 (para los vuelos con una distancia mayor a 270 km) a $6.074. A este monto se agregará una rebaja de 10% en 2019 y otra de 10% en 2020, para quedar finalmente en $4.920. Para las tasas de embarque internacionales, la rebaja inmediata es de US$ 4 para dejar el cobro en US$ 26 este año, y habrá rebajas sucesivas durante los próximos dos años, para quedar finalmente en US$ 24 en 2020” detalló el Ministerio de Economía.

Con esta medida, Chile será el segundo más barato de la región (USD 26), después de Bolivia (USD 25), según un análisis comparativo de 10 países de la región realizado por Diario El Mercurio.

El ministro de economía, José Valente señaló que la intención fue poner a Chile a precios de nivel promedio de la OCDE para los derechos aeroportuarios.  “Queremos ser un país competitivo a nivel mundial, no solamente a nivel regional”, explicó.

Destacó además que esta medida irá en beneficio directo de la clase media, de los emprendedores y del turismo y se enmarca en el importante crecimiento que ha experimentado el transporte aéreo en el país, ya que los pasajeros transportados subieron desde 9 millones en 2007 hasta sobrepasar los 22 millones el 2017.

Mientras que la subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett, resaltó la relevancia de la medida para la industria turística chilena. “La rebaja de las tasas de embarque potenciará la actividad turística del país, principalmente al turismo interno ya que incentivará un descenso en la tarifa de los pasajes y podría favorecer el ingreso de nuevas líneas aéreas”, expresó.

Latam aseguró a El Mercurio que la rebaja estará “reflejada al 100% en el valor final de su pasaje aéreo”. Aseguró además que “ha realizado un esfuerzo constante en rebajar sus tarifas, reduciendo incluso en el último año hasta un 46% sus valores para volar por Chile. La baja de las tasas de embarque ayudará a este objetivo”.

Por su parte, Víctor Mejía, gerente comercial de Jetsmart, señaló que “la baja de tasas se reflejará como una reducción directa al precio total a pagar para el consumidor”, además de reforzar el enfoque low cost de la empresa.

Según datos aportados a El Mercurio por la DGAC, “los ingresos por tasa de embarque tanto nacional como internacional al último año cerrado (2017) sumaron $170.038 millones, US$ 256,6 millones al 30 de diciembre de 2017, lo que implicó un alza de 24% en tres años. Y en específico, para el período entre agosto de 2017 y agosto de 2018, el monto por las tasas nacionales creció 15%, mientras aquel por los vuelos internacionales lo hizo en 8,6%, lo que va en línea con el crecimiento de la cantidad de pasajeros transportados (de 16% y 5%, respectivamente)”.

Fuentes: Ministerio de Economía de Chile / El Mercurio