[quads id=1]
Oscar Cerezales, director general MCI Brasil

Oscar Cerezales, director general MCI Brasil

Fecha de emisión: 05/10/2011

Las empresas han detectado que el retorno de la inversión con respecto a la organización de eventos es mucho más rentable que herramientas tradicionales de mercadeo como el marketing directo, anuncios y el telemarketing, porque por este medio el producto se presenta a los consumidores de una forma más directa, con una experiencia vivencial, porque los sentidos se involucran.

Para ampliar esta información y en el marco del Congreso de Hotelería y Turismo que se desarrolló en Quito, nos acompañó en una entrevista Oscar Cerezales, director general de la unidad de eventos del grupo MCI-Brasil.

Los eventos corporativos tienen varios aspectos diferenciadores, desde la forma de presentar el producto hasta las herramientas para evaluar el impacto en el mercado. Una de las alternativas de monitoreo se realizar por medio del contacto con las agencias, las cuales permiten generar una experiencia directa con la oferta turística.

Cuando un hotel está planificando diferentes convenciones y congresos turísticos, las empresas organizadoras tienen dos opciones: ir directamente donde el cliente o contratar a la agencia para que los represente, siendo un canal de tercerización.

Cerezales destacó que el marketing está madurando muy rápido. Desde esta perspectiva los eventos que se organizan en relación a este tema llevarán la delantera, desde los aspectos de inversión hasta rentabilidad.  Los rankings y estadísticas en  congresos internacionales señalan que la ciudad de Sao Paulo en Brasil es la más atractiva para realizar convenciones.  No obstante, en el país,  el nicho más adecuado para Quito es el Congreso Nacional, un lugar interesante para atraer eventos internacionales.

La comunicación dirigida a las agencias que organizan los diferentes congresos están consolidando su gasto de viaje y logística a través de los departamentos de compras de las empresas. Sin embargo, los altos costos y las proformas que demanda la organización de estos eventos centralizar este proyecto en las manos de una sola agencia, un project manager,  que incluya invitaciones a un ‘fan trip’.