[quads id=1]

María Eileen Delgadillo, Presidenta de la Federación Internacional de Coaching capítulo Ecuador- se refiere al coaching como profesión y a la Federación Internacional (ICF)  que rige su gestión a nivel mundial – a propósito de la Semana Internacional del Coaching que se celebra en 109 países asociados a esta institución. Dice que “la herramienta del coaching permite a la persona, a través de la pregunta, adquirir mayor conciencia y aumentar su campo de acción para tomar decisiones”.

 Destaca que la Federación Internacional del Coaching “es una organización sin fines de lucro a nivel mundial creada en 1995 por el coach Thomas Leonard quien consideró la importancia de que los coach estuvieran en contacto. Luego desde 1996 se estructura de manera formal siendo hoy la organización más grande en este ámbito a nivel mundial”. Delgadillo resalta que la ICF “tiene la ventaja de que es independiente, no es juez y parte en la profesión del coaching y además ha establecido un código de ética para ejercer esta práctica y ha determinado un estándar internacional de competencias de coaching que garantiza que sus comportamientos en el ejercicio profesional sea válido en cualquier lugar del mundo”.

 Respecto a los procedimientos para ser parte de la ICF, Delgadillo señala que “hay dos formas de integrarse como miembro y con una credencial de Coach. Para ser miembro solamente es necesario tener una formación formal de al menos 60 horas en coaching y suscribirse al código. Para sacar una credencial en primer término hay que identificar si el aspirante fue formado por una escuela que tenga acreditación ICF, pues esto incluye las las 11 competencias y el código de ética o si se formó en un centro que no es acreditado. En ambos casos, el aspirante debe pasar un examen escrito basado en las 11 competencias y el código de ética para garantizar que cumpla este estándar”.

Delgadillo explica también que existen tres tipos de credenciales de acuerdo al número de “horas de vuelo”, es decir el tiempo que el coach ha dedicado al ejercicio profesional:

  1. Coach Asociado: De 100 hasta 750 horas
  2. Coach Profesional Certificado: 750 hasta 2500 horas
  3. Coach Máster Certificado: 2500 o más horas

En cuanto a la práctica del coaching en Ecuador dice: “Estamos iniciando, el capítulo tiene apenas 3 años. Contamos con 10 personas que tienen credencial internacional en Ecuador”. Respecto a la práctica en el país considera que “los outdoors han tenido un auge a nivel empresarial y es lo que más se hace actualmente, pero la tendencia en las multinacionales presentes en el país es tener un coaching ejecutivo, de liderazgo, para cambios y transición y para la adaptación cultural. En realidad el coach puede acompañar en el proceso. En Ecuador el coaching es una herramienta innovadora, pero está en pañales por eso es necesario delimitar qué es, para qué sirve y que la gente pueda identificar cuándo lo quiere y le es útil” enfatiza Delgadillo.

En relación con la utilidad del coaching dice que “en el ámbito ejecutivo, partiendo del coaching como proceso creativo, genera mucha conciencia y ayuda a que las personas maximicen su potencial. A un líder siempre un coach le va a ayudar cuando la compañía requiere maximizar sus ingresos y estrategias, mirar más allá y ampliar su visión para desarrollar ese potencial… El coaching ayuda a ver la grandeza y tener gente más productiva y efectiva”.

 Al ser consultada sobre la diferencia entre el coach y el psicólogo, Delgadillo responde que “el coaching viene a trabajar con la persona completa, sana, que quiere maximizar su potencial versus la psicología que trabaja con un dolor, con algo que no está bien y afecta, en ese sentido la terapia es necesaria. Lo que puede hacer el coaching es ayudar a adquirir mayor conciencia de las opciones frente a problemas específicos, pero la terapia no es su función”.