[quads id=1]

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, INEC, “los hogares ecuatorianos gastan alrededor de $4`185.421,60 en paquetes turísticos (nacionales e internacionales), $2’ 731.622 dólares en vacaciones o viajes internacionales con todo incluido y $1’083.952 dólares en vacaciones o viajes nacionales con todo incluido (pasajes, comida, alojamiento)”.

Durante el periodo de vacaciones, es indispensable que las familias administren sus finanzas correctamente, con el ahorro y no con endeudamiento, para que no sea  motivo de estrés a corto plazo. En este contexto, Fundación CRISFE proporciona algunas recomendaciones para proteger la economía familiar y disfrutar de un tiempo de recreación de calidad:

En caso de optar por un viaje, ya sea dentro o fuera del país, es necesario revisar el presupuesto e incluir en este los siguientes valores: movilización terrestre y/o aérea, hospedaje, alimentación saludable, actividades de recreación, productos de cuidado personal, recuerdos para familiares y amigos, monto específico para imprevistos, visas, seguros y otros.

Las familias con niños y jóvenes tienen la alternativa de inscribirlos en campamentos vacacionales. Para elegir el lugar perfecto se debe identificar sus gustos y preferencias, el siguiente paso es la evaluación del presupuesto para seleccionar la mejor opción.

Finalmente, si el presupuesto es reducido la opción es permanecer en la ciudad y visitar parques, balnearios, museos, volcanes, lagunas, iglesias, entre otros. “Los mejores momentos no requieren de grandes inversiones económicas, sino de una actitud positiva para disfrutarlos” resalta CRISFE.

Mayor información sobre el manejo de finanzas personales y familiares en: www.consejosfinancieros.org.ec