[quads id=1]

clientesAl momento en que las agencias y los clientes piensan sobre el desarrollo del liderazgo, suelen hacerlo sobre sus propios individuos, equipos y procesos. Ellos entienden la importancia de mantenerse líderes, atrayendo y manteniendo el talento y asegurándose de que todo esté funcionando efectivamente.  Pero hay que recordar que a menudo, un área de innovación como es el liderazgo, es pasada por encima; y no el servicio, en la relación cliente-agencia. Existen diversas técnicas para fomentar y mejorar la relación entre ambas partes, que se entiendan y sean capaces de crear una estrategia de trabajo más profunda y efectiva.

No se trata únicamente de lo que uno hace, sino también de la forma en que se lo hace. Esto puede hacer que las relaciones entre clientes y agencias cobren vida. Es necesario crear cosas fantásticas, pero al igual apreciar el trabajo en conjunto. Debido a eso, a continuación unos pequeños e importantes cambios que se pueden realizar para fomentar esta relación entre agencia y cliente.

Auto-análisis: hay empleados que son mejores que otros para trabajar en grupo,  por eso vale la pena dedicar tiempo para entender qué está funcionando como equipo y qué no está dando resultados. Para esto puede ser útil el uso de herramientas como SDI, la cual permite hacer un mapa de las formas en que los individuos de las agencias y los clientes pueden trabajar mejor en conjunto, enfocándose en  las fortalezas, las debilidades y finalmente, evitando los malentendidos que podrían generar conflictos.

Creer en uno mismo: si es que el Director de una agencia no piensa que su compañía es capaz de ofrecer lo mejor, no puede esperar que el cliente si lo haga. Es fundamental amar lo que hacemos si queremos que los demás también lo hagan. Y esto se aplica igualmente a los clientes.

Inteligencia emocional: las agencias y los clientes en lugar de centrarse solamente en lo que cada uno hace, deben poner dedicación a la relación. Esto exige ser abiertos y originales para trabajar más como un equipo en donde todos aporten a la visión general. A su vez, hay que trabajar para gestionar el estado emocional de cliente y agencia, comprendiendo rápidamente cuando alguno está incómodo o molesto y buscar una solución.

Profundizar: existen técnicas las cuales pueden ayudar a influir en los compañeros apelando a sus creencias y valores en un nivel del inconsciente más profundo, en vez de quedarse en la superficie consciente en la que se opera generalmente.

Expectativas de gestión: debemos ser honestos, la agencia no puede prometer cosas a sus clientes las cuales superan a sus posibilidades para después entregar un trabajo que no sea el nivel de lo esperado. Hay veces en las que puede dar miedo el decirle que no a un cliente, más aún en un sector en el que el cliente es el jefe. No obstante se puede decir que si siempre que se busquen los elementos y recursos que ayuden a realizar el trabajo de una mejor manera. A la vez, los clientes deben caer en cuenta de la realidad y dejar de hacer peticiones irreales a menos que sea completamente necesario.