Francisco Balarezo, Director Ejecutivo de Asociación de empresas proveedoras de servicios de Internet, conversó sobre el problema de costos en servicios tecnológicos y de Internet.

Balarezo sostuvo que los gobiernos tienen una normativa de definir sus tasas por uso de espacio público. Esta asignación de tasas para el despliegue de servicios públicos como es el internet, no mantiene relación entre lo que prestan y lo que cobran.

Manifestó que por usar un metro del espacio público aéreo para tener una red física, la industria debe pagar hasta 7.3 dólares por año por metro. Además sostuvo que cuando se tienen los mismos objetivos que el gobierno central de ayudar a la comunidad con las tecnologías, no se puede lograr que la industria utilice 150 metros para llegar desde su sitio más cercano hasta el usuario, deba pagar 90 dólares mensuales por tasa.

Cuando el servicio de acceso a Internet arranca en 20 dólares, al usuario el operador no le puede cobrar 20 por servicio y 90 por tasa. Hay mandato constitucional que a las operadoras se les debe hacer la estructura de costos para que los servicios sean asequibles, sostuvo.

Con las tasas desde el 2012, es difícil para las operadoras y usuarios, el tipo de operaciones de corte legal.

Balarezo dijo que se debe minimizar las tasas municipales por uso de espacio público. En Quito se cobra 10 centavos de dólar el metro por año, para la red de transporte, red aérea que se despega en la ciudad que lleva el volumen de tráfico de internet de todos los usuarios.

Hay brechas digitales en el acceso a las tecnologías a nivel de país, sin embargo, en ciudades como Quito y Guayaquil se ha penetrado de mejor manera, pues se han generado incentivos para desplegar conectividad para que sus ciudadanos cada vez se incorporen de forma más efectiva.

El internet se mantiene en la óptica de bienestar para que la ciudadanía mejore su calidad de vida. Actualmente el Dial up ya no tiene relevancia, hoy por hoy se habla de banda ancha.

Finalizó diciendo que todo ciudadano tiene derecho de estar conectado a las tecnologías, motivo por el cual, los gobiernos centrales y municipales deberían eliminar las tasas por espacio público aéreo.