[quads id=1]

Así como en todo el mundo, en Ecuador también se siente el miedo en la gente, los apuros de ir de compras por comida, ir a las farmacias por mascarillas y vitaminas, los memes no se hacen esperar poniendo en algunos casos el humor a flor de piel. Mientras que las advertencias y los consejos de cuidado y las fakenews revientan las redes sociales.

“Me da gracia ver que en Ecuador se han tomado mejor las medidas que en Estados Unidos” me dijo una estudiante que estaba quedándose en casa y tuvo que tomar un vuelo de un día al otro para regresar a su casa en Colorado. Ella se llama Sofía. 

Hoy fui a la farmacia para retirar pastillas que compré hace unos días. Pude ser testigo de la cantidad de gente que estaba ahí comprando, un poco de todo. Como cliente frecuente, varios dependientes me conocen, uno de ellos se acercó y luego de preguntarme por qué estaba ahí, me dijo: “es increíble que la gente no se lo está tomando muy en serio, deberían estar en casa. Trate de no salir y su mami tampoco, tome mucha agua, desinfecte todo lo que pueda en casa y solo salga si realmente lo necesita y si, tome vitaminas aunque dicen que no ayudan, yo creo que si”.

Luego pasé por la panadería que está junto a la farmacia, compré pan y un par de postres. Como también voy seguido, los dependientes me conocen. Luego de saludar, verlos con mascarillas y guantes, ellos me respondieron en buen quiteño: “Aquí, más o menos. Preocupados” y pregunté: ¿Van a atender mañana?, la respuesta fue: justo estamos en eso, mientras uno de ellos estaba en la computadora revisando los emails. Y me respondió al momento, nos acaban de decir que atenderemos de 5 en 5 personas, nada de servir alimentos en el local, todo para llevar. Así que yo, mejor pedí el teléfono para asegurarme mañana.

Qué decir de los chats de whatsapp, por Dios, miles de memes, cientos de noticias falsas que se reparten aunque el pedido de las autoridades sigue siendo insistente en informarse solo de fuentes fidedignas. 

Los efectos en la práctica, a partir de estas pocas actividades que describo:

  1. Uno aprende de la experiencia ajena. Me dió sorpresa escuchar el comentario de Sofía en su acento español-gringo. Sin embargo, es una reflexión muy interesante que se aplica en casi todo. Antes, nos quejábamos que las películas, llegaban tarde. Ahora, eso ha cambiado; pero en el caso del COVID19, si en China se les fue de las manos, el resto de países tuvieron que actuar más rápido por su nivel de conexión (especialmente por negocios) hacia y desde ese país. A pesar que Ecuador es un país donde tenemos negocios con varias empresas chinas y son nuestros prestamistas de Estado a Estado; somos un país pequeño y en proporción, el nivel de viajeros puede hasta ser el mismo que con otros países, pero en número sin duda es inferior. Simplemente las fronteras de China tenían que cerrarse. ¿El aviso estuvo tardío? ¿Los otros países no se la creyeron? ¿La propia OMS no le puso la mayor atención al caso? Decenas de preguntas que deberán ser analizadas para no volver a caer en los mismos errores. En efecto, Ecuador pudo ver lo que estaba ya pasando en Italia, España, USA y otros, y tomar las precauciones que ha tomado -pudo ser antes- tal vez, lo que es seguro es que se tomaron medidas más rápido gracias a la experiencia ajena, como pasa en todos los terrenos. Si uno aprende de la experiencia del otro, al menos los errores serán distintos. Esto es una máxima de la vida misma, pero que olvidamos con tanta información que vemos día a día. Técnicamente hablando, podemos decir: análisis de la competencia, benchmarking, etc.
  1. Dada la situación, la gente tiene miedo, se pone en apuros y piensa en sobrevivir. Básicamente nos brota el instinto animal que llevamos dentro, lo cual quiere decir que volvemos a lo básico, en sentidos y prioridades. Técnicamente hablando: Pirámide de Maslow.
  1. Sin embargo, las personas somos necias y aunque los trendings #YoMeQuedoEnCasa o #MeQuedoEnCasa funcionaba en twitter esta mañana, muchas personas están trabajando en sus oficinas. Hay que ser responsables. Y esto requiere análisis y acuerdos. Por ejemplo: las empresas de servicios o al menos la mayoría de servicios, se pueden ejercer desde casa. Casi todos los departamentos administrativos de las empresas, también podrían hacerlo. La tecnología ayuda mucho. Técnicamente hablando, en realidad el trending debería ser #HoyTrabajoEnCasa porque no estamos de vacaciones. 
  1. Obvio que esto trae cola, los negocios más afectados serán los que viven del día a día, como los pequeños “restaurantes” que ofrecen los famosos almuerzos ejecutivos, pero para quienes están trabajando, estos servicios, son fundamentales y deberían estar activos con los máximos cuidados de higiene. Los bares, teatros y lugares de conglomeración de personas, sentirán la baja de manera fuerte, así como la cancelación de eventos y actividades que según está determinado, sean mayor de 30 personas. Técnicamente hablando, pregunto: ¿Teníamos en cuenta ahorro en nuestro negocio?, ¿Ahorros personales?, ¿Tenemos un buen ambiente laboral que nos permita, negociar de manera flexible? Y por otro lado: ¿Nuestro equipo de comunicación está preparado para estas crisis -tanto comunicación interna como externa?

  1. Todos están tomando medidas en lo que va del día a día, es decir, mañana no sabremos qué pasará. ¿Qué tienda estará abierta?, ¿Qué productos estarán disponibles? Y otros temas que nos afligen como ¿Tendré que ir a la oficina? ¿Será que en mi familia están todos bien? ¿Qué pasará con las cuentas? ¿Tuvimos golpe económico en Octubre -hace 5 meses- y ahora, otra vez? ¿Qué pasará con los trabajos? Todos los sectores están siendo afectados. ¿El gobierno tomará las decisiones correctas?, ¿Le dejarán los de la Asamblea, hacer las cosas?,¿Tendremos más problemas con los Asambleístas?, ¿Las medidas económicas van?, ¿Se tornará esto en un tema político?, etc. 
  1. LA RESPONSABILIDAD de todos. Todos debemos cuidarnos. Obedecer -aunque les suene mal- hay que ser disciplinados y consecuentes con nuestros actos. Si me dicen que estamos en época crítica de contagio, lo mínimo que puedo hacer es colaborar, si soy empresario, pues resolver los inconvenientes que esto me genera. Apuesto que ninguna consultora de manejo de riesgos, tuvo el escenario de pandemia en su lista de trabajo; por lo tanto, incluso si una empresa responsablemente contrató una consultoría de estas, no tendrá un plan. Aclaremos que son pocas las empresas que contratan estos servicios. Técnicamente hablando: otra lección que se debe tomar en cuenta, siempre tener mi plan de contingencia listo y dado a conocer.
  1. DIFUNDAMOS solo lo que estamos seguros que es de fuente fidedigna y en los casos de los memes compartamos solo si es un buen chiste y a quien le interese. Técnicamente hablando: seamos buenos comunicadores en tiempos de crisis.