[quads id=1]

Grupo Adecco presentó un análisis de la situación de las mujeres en el ámbito empresarial ecuatoriano, a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer , este 8 de marzo. En una evaluación general que realizó la firma entre el 2017 y 2018, se constata que “se mantiene la tendencia a una mayor accesibilidad a cargos de alta dirección para el género masculino. Además, en estas posiciones la brecha salarial es marcada llegando a alcanzar rangos de más del 40% a comparación de lo que percibe una mujer en esa misma posición. Sin embargo, en mandos medios y ejecutivos las cifras empiezan a equilibrarse tanto en acceso a plazas de trabajo, como en remuneración”.

El reporte precisa que “las mujeres han experimentado un gran progreso, pero aún hay un largo camino por recorrer y es evidente la necesidad de aumentar su participación en, por ejemplo, la alta dirección, donde ocupan sólo el 4,2% de los puestos de directores ejecutivos, según datos de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), este resultado guarda concordancia con los procesos de selección de Adecco donde en el último año el 30% de mujeres han accedido a cargos de alta dirección”.

Viviana Rodríguez, gerente de la Division Professional de Adecco, explica que en “los procesos de selección se puede observar que antes que el género, este indicador viene determinado en mayor medida por el nivel de estudios y experiencia del candidato. No obstante, la experta resalta que para realizar el análisis completo, es necesario visibilizar que para las mujeres, desarrollar plenamente sus capacidades de aprendizaje se dificulta, y en el caso del crecimiento cualitativo de su hoja de vida, es en muchos casos, la mujer misma quien da un paso atrás y opta por abandonar o rechazar un alto cargo para procurar mantener el llamado equilibrio entre su vida familiar y profesional”.

Rodríguez considera que “las costumbres y los preconceptos suelen presentar barreras reales e intangibles para el desarrollo de carrera de las mujeres. Acorde con estudios que realiza la firma en el marco de la campaña #TalentoSinEtiquetas, más de la mitad de personas en Latinoamérica estima que la maternidad y los estereotipos son los factores que más influyen en el desarrollo profesional de la mujer”.

En cuanto a salarios, de acuerdo con el último informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), “se reflejó que esta brecha tuvo una leve disminución entre el 2017 a 2018; pero continúa existiendo, siendo mucho más visible en cargos altos o gerenciales donde los hombres, además de tener mayor acceso llegan a percibir hasta el 40% más que una mujer en esa misma posición. Y aunque los salarios de las mujeres siempre tienden a ser inferiores, existen áreas donde la brecha es menor, tales como Jefaturas de Operaciones y Producción, donde la diferencia salarial es de 8%”.

Rodríguez enfatiza que “con este análisis, se puede ver que los retos y desafíos para las mujeres ejecutivas se mantienen versus el 2017. Sin embargo, se reconoce como atributos propios del género femenino el tesón, liderazgo, adaptabilidad al cambio, visión estratégica, comunicación, orientación a resultados, y capacidad de trabajo en equipo, como características en las que las mujeres tienen ventaja y que sin lugar a dudas irán construyendo el camino hacia una cultura de igualdad de género”.