[quads id=1]

La conferencia de Mikel Campo García, director de negociación y medios en Hello Media Group, en el evento The Future Of Advertising 2017 realizado en Madrid el pasado 14 de marzo con sala llena, impulso a los asistentes a pensar sobre volver al origen del marketing, pero con data y tecnología.

Haciendo una analogía con un viaje, Campo García hizo referencia a la gran problemática actual sobre on y off. “En cualquier viaje lo que vivimos son experiencias, aventuras, y cada uno aporta algo, y eso es lo que hacen el on y el off, contribuyen el uno con el otro. Pero lo primero, en un viaje, es elegir un destino y, en el día a día, no es tan sencillo.”

Según lo relata MarketingDirecto (publicación organizadora del evento) Campo explicó que para la mayoría de los responsables de marketing el principal problema es el síndrome de Godó, estar esperando a que llegue la nueva gran tecnología.

Ahora hay una obsesión por parte de las marcas por medir todo, estar activos y generar resultados enseguida. Pero, en definitiva, hay cuatro deseos: estar en la mente del consumidor, hacerlo barato, generar deseo y vender, vender y vender.

“Ya no nos caben más marcas. Al final necesitamos espacio en nuestra mente”, comentó Campo. La turbulencia representa la norma en nuestro día a día. Vivimos en un mundo donde, también, la abundancia de creación, distribución y consumo es enorme, pero también el data es enorme.

Esto nos convierte en un maremágnum de volúmenes que nos lleva a una nueva era de los medios. Pero no sólo en el sentido digital. “Hay que dar un paso atrás, y empezar a hablar de marketing, volver al origen”. Porque, al final, “no se trata de hacer marketing digital sino marketing en un mundo digital”.

On y off están conviviendo y es importante saber que el uno y el otro se aportan. “Seguimos consumiendo on y off, pero lo que hay que conseguir es encontrar los puntos de contacto y cómo podemos generar esa relación con los consumidores en esos nuevos entornos”.

Cuando hablamos del mundo digital, hablamos de resultados, medición, CPMs… pero generalmente al hablar de medición sólo se habla de digital. Es cierto que el dato es el futuro del marketing, pero también hay medios que se pueden medir que no son digitales.

Lo fácil es ver cómo se hace un clic, pero lo difícil es entender qué significan esas acciones e interacciones. Y aquí apareció el monstruo del Big Data, pero es imposible gestionar el volumen y la variedad a la velocidad a la que se genera.

“La realidad es que esto no nos ayuda. Cada vez que nos sentamos a trabajar con marcas, nos encontramos que al final ponemos a competir el on y el off a ver quién trabaja mejor”. Y hoy por hoy tenemos todos los elementos para que no vayan cada uno por su lado. Por eso, hay que volver al origen del marketing, pero con data y tecnología.

“La analítica no es cuestión de números. Se basa en ellos, pero lo que trata es de entender las palancas de marketing y cómo afecta a nuestros negocios”.

Fuente: MarketingDirecto.com