[quads id=1]

Diego Vivero, presidente de CAPTUR, analiza las perspectivas del sector turístico tanto a nivel país, como en lo referente a Quito. “No cabe duda que todos valoramos el turismo. Todo el mundo está orgulloso de nuestro país como destino, pero nos falta gestión. Hay que pasar de las palabras a la acción. La gente habla mucho de su importancia, de que el turismo es el petróleo del Ecuador, que tenemos que jugarnos en actividades de experiencia turística como Perú o Costa Rica, pero en términos prácticos no damos pasos. El sector privado se encuentra desarticulado, cada uno jala para su molino y el sector público habla mucho de las potencialidades del turismo, pero el rato de entregar recursos para promoción, para la mejora de productos turísticos o generación de experiencias, hay mucha  incomodidad de hacerlo porque ahí sí aparecen otros sectores como fundamentales” dice Vivero.

“El turismo sigue en un stand by mientras se solucionan otros problemas, no estamos primeros en la fila” asevera.

Comenta: “en CAPTUR hoy tenemos un Presidente de la República que es socio honorario, porque fue su primer director ejecutivo. Esto genera expectativas, facilita una conversación más cercana. También tenemos un ministro como Enrique Ponce, que es miembro de la industria, viene del sector privado, no como sus antecesores, y si bien es cierto hay un lindo discurso, en la práctica la cosas no están pasando. Ahí el deber también es nuestro para hacer que pasen” afirma.

En cuanto a las perspectivas del turismo en Quito y en el marco de las fiestas de la ciudad, señala (sin ser taurino), que es un hecho que la desaparición de la feria taurina Jesús del Gran Poder, “afectó la dinámica de la ciudad en un entorno turístico en el cual la experiencia marca la diferencia. Las experiencias de la Feria determinaban que Quito suene en Bogotá, Lima, México, los carteles generaban publicidad gratuita a nivel mundial.  En este momento, la gran noticia de fiestas de Quito y su agenda acaba de aparecer recién y este año se cuenta con la mitad del presupuesto. No estamos defendiendo la Fiesta taurina, pero en 8 años no se ha podido generar algo ni siquiera similar” enfatiza Vivero.

“Seguiremos defendiendo el hecho de que tenemos que festejar el cumpleaños de nuestra ciudad, ser orgullosos de nuestro mestizaje” añade.

Finalmente destaca que se necesitan más actividades en el año, una agenda más fuerte y con certezas, que al sector turismo le proporciona elementos para armar productos turísticos. “Tenemos una Semana Santa estupenda y en determinado momento ya comienza a sumar a una agenda ciudad. Se debe dividir el calendario de la ciudad, ver cómo está y blindarlo. Para Fiestas de Quito hay que buscar algo propio, un evento central permanente que dure varios días. En general hay que seguir las líneas de aquello que se ha creado, nosotros necesitamos hacer una Agenda Quito y comprometernos con ella a largo plazo” asevera.

Para el 2019 “veo muy potente el ámbito de convenciones y eventos, con el nuevo Centro de Convenciones cuando lo empiece a operar una empresa especializada. El Metro nos va a dinamizar la movilidad, la conectividad va a mejorar, pero debe estar atado al aeropuerto. La firma de cielos abiertos y la potencial desaparición de impuesto a la salida de capitales va a permitir que nos aliemos a otros hubs de Latinoamérica. Y en lo gastronómico veo a nuestros restaurantes más reconocidos mundialmente. Estos tres ámbitos: conectividad, industria de convenciones y eventos y gastronomía, van a transformar el turismo acá, y lo otro será colateral ,pero esto  marcará las experiencias” asegura Vivero.

Escuchar la entrevista completa aquí: