[quads id=1]

Basada en el típico dicho “para cada crisis, una oportunidad” les comparto varios puntos que me están dando vuelta la cabeza desde hace rato, algunos temas, incluso antes de la pandemia que ha cambiado el mundo, el virus, creado o no, en laboratorio, según la cantidad de personas (expertos y no) que han aparecido diciendo esta barbaridad. Lo seguro es que podemos analizar la moneda en las dos caras. 

Ecuador venía ya de una crisis causada desde el 2013 y antes, por el crecimiento abrupto del Estado y sus políticas “populistas” para cuidar el puesto de unos cuantos que ahora, varios de ellos tienen sentencia de prisión. 

Bajo esas circunstancias Lenin Moreno sube al poder y empieza a realizar un giro que no se esperó, pero prácticamente, como decimos “no tenía de otra” con un país endeudado a unos intereses impresionantes, terremoto del 2016, y otros hechos que nadie puede negar. 

En octubre 2019, se dió lugar algo que nunca había visto en mi país, la contraloría quemada en una “huelga pacífica” de los indígenas que nos pone freno por 12 días. 

Los quiteños junto al municipio y empresas privadas, así como funcionarios de gobierno, fuimos a pintar paredes, arreglar veredas y hasta barrimos las calles del Centro Histórico (Primer Patrimonio de la Humanidad). Para mi, hecho que demostró al mundo entero que la huelga no era más que un hecho de vandalismo y deberían haber sido juzgados los mentores y elaboradores de dichos escenarios grotescos, malvados y despiadados, que mancharon la imagen del país, una vez más. Me dió tanta pena ver que nuevamente se utilizaron indígenas para esconder actos de esta naturaleza. Otro tema que alguna vez escribiré. 

En febrero las noticias del coronavirus aumentaban en el mundo; es decir, solo habían pasado 4 meses del paro indígena de octubre. Hoy, el covid19 es pandemia y hay quienes dicen pudo haber sido creado en un laboratorio, y como película de ciencia ficción, lo que si sabemos de seguro es que el virus muta, lo cual quiere decir que se nos está yendo de las manos. 

Ahora, como raza debemos sobrevivir a esta situación, sin duda lo haremos. Tengo mucha confianza en la ciencia y aún en la bondad del ser humanos.

Covid19 nos da la gran oportunidad de re-pensar y re-posicionar el Ecuador como un país que toma el “toro por los cuernos” al igual que hacemos en las empresas privadas, miremos la situación con lentes macro al mismo tiempo que regulamos el micro (usando una analogía con la foto).

Los hechos básicos, importantes y urgentes:

La situación sanitaria es gravísima

La situación petrolera está peor que la anterior; y, no depende solo de nosotros, lo cual lo hace más grave.

La situación productiva en las áreas “típicas de exportación” están muy afectadas, ejemplo: pesca (exceptuando atún y enlatados en general), flores, banano y otros tradicionales de exportación.

Resultado previsto:

Todo esto y más, nos llevará a un porcentaje de desocupación laboral impresionante.

El teletrabajo se sostendrá mientras las empresas de servicios (especialmente) y otras puedan sostenerse.

La liquidez, cada vez más escasa. 

El cierre de negocios de comercio ya empezó.

La empresas que no se monten en las nuevas necesidades, también cerrarán. 

El e-commerce crecerá.

Los negocios de que se suban a la ola, crecerán. 

Quienes se reinventen, vivirán.

Miren: www.youtube.com/marketingactivo ahí encuentran entrevistas a representantes de varios sectores brindando más detalle de lo que normalmente se analiza en medios como radio y tv. 

El cambio que debe dar el país es de 720 grados! Si, leyeron bien… o sea dos veces 360!!! Al menos, porque realmente me encantaría agregar unos 180 grados más! 

En el mundo se venía conversando sobre la transformación necesaria que debíamos hacer en varias áreas, entre esas la economía circular, la cantidad de gente en el mundo, el efecto del avance en la telemedicina que impacta en el tiempo de vida promedio, la edad para jubilarse, el teletrabajo ha sido una opción desde hace años, el análisis de procesos más limpios, el cambio en metodologías energéticas, el estilo de vida que llevaríamos, los consumidores buscando empresas que sean más respetables, y muchas cosas adicionales. Todo se aceleró con el Covid19 y este virus invisible a nuestros ojos, nos ha dejado el tiempo para PENSAR en esto y muchas otras cosas desde uno mismo hacia el mundo; y, viceversa. 

Ecuador no puede dejar pasar la oportunidad y debe cambiar profundamente.

María Belén Tinajero B.