El 2009 se acaba

Se acaba un año que inició con muchas dudas en cuanto a la inversión en el departamento de marketing. Sin embargo, hemos sido testigos de un año que pese a todo, la inversión no tuvo el descenso tan grande que se pronosticó hace un año.

La crisis llegó con fuerza a nuestro país y a nuestros presupuestos, pero poco a poco, los consumidores mostraron que querían mantener sus inversiones, especialmente en fechas pico.

El día de la madre fue el primer golpe a los pronósticos, si bien es cierto que no se consumió como en otros años, si pudimos ver los comercios llenos de gente y locales de comida con reservas anticipadas. En cuanto a las estrategias utilizadas para la fecha, no podemos decir que fueron innovadoras, únicas o extraordinarias. En efecto, la duda que queda es si los ingresos hubiesen sido mayores, si las estrategias de comunicación y promocionales, hubiesen sido distintas a las que estamos acostumbrados.

El verano no fue de lo mejor para el ingreso en los sitios turísticos, el marketing turístico tiene un gran espacio para explorar para el 2010. Las fechas que dejaron mucho que desear, caso contrario a otros años, fueron el día del niño y el día del padre.

El famoso regreso a clases se dio fuerte, los centros comerciales participaron activamente de esta fecha y supieron llevar consigo a sus concesionarios. Sin embargo, las actividades fueron más imponentes que en el pasado, el concepto “no dejar de invertir en años difíciles” al parecer ingresó en la mente de los directivos de varias compañías en el último semestre.

Así nos encontramos con diciembre, un mes que hemos analizado en este espacio de acuerdo a la fecha. Ahora, esperaremos los cierres finales, no me queda más que desearles ¡Feliz y exitoso 2010!