[quads id=1]

Ecuador y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) desarrollarán, en los próximos años, una agenda de trabajo basada en 3 ejes: 1. sostenibilidad, transparencia y disciplina fiscal; 2. competitividad y productividad y 3.protección a los más vulnerables y desarrollo social, dijo  Richard Martínez, ministro de Economía y Finanzas, tras la reunión que mantuviera con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno y el Presidente de la República, Lenín Moreno, en la que también estuvieron presentes el ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, el gerente general del Departamento de Países del Grupo Andino, Rafael de la Cruz; el representante del BID en Ecuador, Fernando Quevedo; y la directora Adjunta del organismo por Ecuador y Chile, Rosa Matilde Guerrero.

Mientras que el presidente Lenín Moreno afirmó: “Este nuevo momento que tenemos con el BID y con las instituciones internacionales es clave durante este proceso que hemos iniciado, y que queremos continuar por el camino del desarrollo y el crecimiento económico”

Por su parte, Luis Alberto Moreno, presidente del BID subrayó que “el gobierno ecuatoriano ha comprendido que el crecimiento económico pasa por tener un país más insertado en la economía global, que despierte mucho más el aparato productivo, dando más espacio al sector privado extranjero o local”.

En cuanto a los ejes que serán parte de la agenda de trabajo entre Ecuador y el BID, el ministro Martínez detallo que en el primero, además de financiamiento, “se buscará transparentar la situación de los activos del Estado e identificar con claridad las oportunidades para los activos estatales. Se cooperará en el mejoramiento de la institucionalidad y la efectiva aplicación de las alianzas público-privadas, con transparencia en las cuentas fiscales, gracias a la credibilidad y asistencia técnica imparcial que garantiza el BID”.

El segundo eje “se vincula a otras directrices como el proyecto de Ecuador productivo, sostenible y competitivo al 2030, un trabajo que se efectuará junto al sector privado. También están la ventanilla única para el inversionista y de comercio exterior, al igual que el proyecto relacionado con la mejora de la eficiencia en la tramitología”.

Y respecto al tercer eje, Martínez informó que como parte de los USD 600 millones que el organismo internacional desembolsará este año, se incluye un financiamiento para discapacidades por casi USD 100 millones. Además, anunció una innovación financiera, que es una garantía, por USD 300 millones para el proyecto ‘Casa para todos’.

“La presencia del BID acompaña en las decisiones del presidente de la República en aras de garantizar más transparencia, más eficiencia, optimización del tamaño del Estado, un crecimiento económico acompañado de productividad y competitividad de lado del sector privado sin descuidar a los más vulnerables”, manifestó el ministro de Finanzas.

Recalcó que se requiere una inyección de financiamiento importante para la vivienda de interés social, la cual aumenta el empleo, mejora los encadenamientos productivos e impulsa toda la economía ecuatoriana, pues toca prácticamente al 70 % del aparato productivo del país. Asimismo, el BID colabora en temas de inclusión, discapacidades y salud.

Por último, reafirmó el apoyo para la transparencia del Estado, con la mejora en los trámites que hacen los ciudadanos frente a sus instituciones, minimizando las gestiones presenciales por medio de la tecnología, a fin de que el ciudadano conozca directamente las inversiones y gastos que hace el Estado ecuatoriano.

Fuente: Ministerio de Finanzas