[quads id=1]

El puesto del jefe de Marketing, CMO, está desapareciendo de grandes industrias, pero esto no significa que el marketing esté muriendo.

Se trata de una estrategia empresarial de redistribuir los trabajos correspondientes al CMO en otros perfiles más comerciales. Grandes compañías tales como Coca-Cola, Johnson & Jhonson, Uber y Taco Bell han tomado la decisión de repartir el trabajo de Marketing a áreas orientadas en la venta.

El puesto sigue existiendo en el 70% de las compañías presentes, pero Keith Johnston, vicepresidente y director de Investigación en Forrestes asegura que “estamos en el punto de inflexión en el que tratamos de decidir qué significa realmente el marketing en esta era».

En un estudio realizado por la Universidad de Colonia junto con la consultora Batten & Company, se mostró que el 80% de los marketeros aseguraba que el rol de CMO debía ser redefinido.

Han surgido nuevos cargos que han absorbido el trabajo de los CMO en las empresas. Director de Conocimiento, Chief Growth Offices, Director Comercial, son los perfiles nuevos que reemplazan al tradicional jefe de marketing.

Una de las razones por las cuales se ha decidido eliminar el cargo en las empresas es la carencia de responsabilidad financiera.

Coca-Cola empezó esta tendencia en el 2017, cuando se otorgó el trabajo al Chief Growth Offices de la compañía. Johnsosn & Johnson dirigió el flujo de trabajo al vicepresidente ejecutivo de Asuntos Corporativos y Director de Comunicaciones.

Se trata de “Administrar la marca en cada una de sus facetas” expresó Marisa Thalberg, antigua CMO y actual directora general de Taco Bell.