latablitadeltartaroLa Tablita del Tártaro es una empresa familiar que nació en 1996. Desde un principio, la idea del negocio se concibió como una operación únicamente para patios de comida, pero al no abastecer la demanda, la marca se expandió en el mercado nacional con la misma filosofía de rapidez y calidad. Para esta entrevista, nos acompañaron en el estudio, Jenny Haro, gerente general de la Tablita Group y Paola Andrade, gerente comercial.

Con la introducción de un nuevo concepto de carnes al carbón, en menos de un año hubo varias propuestas de abrir sucursales. Las necesidades del negocio fueron ampliando su visión acorde a la demanda del mercado. Por esta razón, parte del proceso evolutivo era incorporar una nueva planta de procesamiento y un centro de acopio.

La idea del centro de acopio es centralizar la recepción de los productos para llevar un mejor control y distribución del inventario en cada una de las sucursales. El proceso de llevar el producto fresco a los consumidores implica un control de calidad que mide el PH de la carne, de acuerdo a diferentes parámetros que aseguran su frescura. La cadena de frío es muy importante para la preservación del mismo.

Andrade aseguró que la rotación del producto es alta, una de las razones por las que el manejo de las ventas debe tener una planificación anual, tomando en cuenta el presupuesto y la producción. Fechas importantes como el Día de la Madre o Navidad son clave para el negocio, porque se asegura el incremento de las ventas.

La idea de una franquicia comercial se contempló hace varios años, pero no se logró concretar, porque se desea cuidar la marca y seguir administrando este negocio familiarmente.

En la actualidad, cuentan con 25 locales a nivel nacional, ubicados estratégicamente en ciudades como Quito, Guayaquil, Ibarra, Otavalo, Riobamba y próximamente inaugurarán su nueva sucursal en el Paseo San Francisco.

Con 400 empleados, los planes de expansión de esta cadena de comida rápida incluyen a finales de año, la apertura de un nuevo restaurante en Latacunga.