[quads id=1]

En el último trimestre del 2019 Apple se ha presentado que los resultados financieros de la marca han sido más bajos en relación con los dos primeros trimestres y todo apunta a la venta de los iPhone.

13,8% de los beneficios de la empresa decayeron, lo cual no significa que la empresa no haya generado ingresos exorbitantes – 10.044 millones de dólares americanos- sin embargo, dichos ingresos son resultados de las ventas de los wearables, iPads y Macs, mas no de iPhone como era anteriormente.

El peso de las ventas de iPhone ha disminuido, lo cual quita paulatinamente la dependencia económica de la marca al producto que antes era tan solicitado. Las ventas de iPhone representan menos de la mitad de los ingresos de Apple en los primeros trimestres. Se movió 25.990 millones de dólares, esto representa el 48% de todos los ingresos de la compañía en el periodo. Anteriormente estos rondaban el 63% de los ingresos totales, es decir 15% más, lo cual demuestra la decaída de la popularidad del teléfono inteligente de la compañía.

Estos números despiertan las dudas de si el iPhone está perdiendo su liderazgo en el mercado. MarketWatch  asegura que Apple se encamina a un decrecimiento en ingresos en los siguientes trimestres. Esto se debe a la guerra comercial entre China y EE.UU además de el crecimiento de las críticas de los consumidores debido a la exclusividad y falta de flexibilidad en cuanto aplicaciones y extensiones para el celular.

El precio iPhone ha aumentado en un 50% alcanzando ya los mil dólares, precio que no todos los consumidores están dispuestos a pagar. Se trata de un producto ya maduro en el mercado que según el Journal debe posicionarse de forma diferente en el mercado.

Además, se suma la innovación del 5G desarrollado por Huawei y Samsung, tecnología que está muy tierna en los departamentos de innovación de Apple según Tim Cook, el CEO de Apple. La competencia en desarrollo tecnológico incita a la marca a innovar aceleradamente para no perder la posición en el mercado. Cook prometió en una conferencia de inversores anunciar nuevos productos a lo largo del año.