Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

“La mitad de la economía del países está dentro de la economía formal y la otra, no. Dentro del grupo de empresarios, tenemos emprendedores en el ámbito formal e informal”.

Quito, 10 de diciembre del 2019.- Camilo Pinzón Orbe, Director General de EDES, Escuela de negocios de la UTPL en Ecuador y presidente del directorio de la AEI, Alianza para el Emprendimiento y la Innovación conversa con Marketing Activo acerca de la ley de emprendimiento y su relación con la ley de crecimiento económico y subsidios cuyo fin es el fortalecimiento y apoyo para pequeñas  y medianas empresas con las que se forja la economía del país.

Nuestro invitado comienza su entrevista, contándonos cómo el tema de emprendimientos siempre es visto a la ligera, pero muy pocas veces es analizado a nivel macroeconómico de un país. La mitad de la economía en el Ecuador está dentro de la economía formal y la otra mitad, no.

Analiza que: emprendedor no es igual a empresario, porque hay empresarios que lo que han hecho es continuar un negocio, existe un espíritu emprendedor dentro de ellos; pero sugiere que sobre todo hay que rescatar el concepto de emprendedor en aquel que decide iniciar algo y toma algún tipo de riesgo para hacer algo nuevo, independientemente de si este empresario es grande, mediano o pequeño.

Camilo, nos cuenta que hay un grupo de emprendimiento, llamados Start ups, que son un perfil de emprendedores a los cuales se necesita apoyar con mucha fuerza porque están en la etapa inicial, pero esto no quiere decir que las PYMES no puedan hacer ejercicios de emprendimiento incluso se habla de ejercicios de escalamiento para que puedan vender más.

Profundiza y nos dice que tampoco se puede decir las grandes empresas no deban meterse en la lógica y el mundo del emprendimiento. Sobre todo ahora que estamos en la cuarta revolución industrial, donde puede venir una empresa que es chiquita y en 4 años volverte obsoleta.

“Ya no solo hay que estar pendiente de tu competidor más fuerte. Sino también del emprendimiento pequeño que puede revolucionar el mercado. Y no solo a nivel local, sino también global”.

Nuestro invitado comenta que el fenómeno del emprendimiento y la innovación en la economía es el motor de crecimiento, generación de empleo; Y más aún, cuando se ve que el sector formal privado ecuatoriano, que es el mayor generador de empleos formales, el mayor generador de pago de impuestos, de pago de iva, de contribución y repartición de utilidades a trabajadores. Y también, de financiamiento de la seguridad social.

Vinculando esto con la ley de emprendimiento económico, nuestro invitado nos comenta que se recibió lastimosamente por una irresponsabilidad de los administradores anteriores, un país con un enorme déficit fiscal por lo cual hay que realizar un ajuste, pero más que nada hay que ir con mucha fuerza al fomento productivo y de nuevos sectores.

Lo que busca generar la ley de emprendimiento, es ser un instrumento más de fomento productivo desde la perspectiva de generación de empresas, de nuevos ingresos, atracción de inversiones y por supuesto, de fomentar nuevas unidades productivas que paguen impuestos y generar impuestos.

De igual manera, nos comenta que después de todo lo paso en el 2019 y porque pasamos al cuadrante de lo urgente, todo el mundo otra vez empezó a discutir otra vez de como salvar el déficit fiscal y lamentablemente se dejó de discutir cómo generar nueva riqueza y cómo apoyar la generación de nueva empresa y trabajo formal en el país.

“Otra vez nos llevó a una discusión que es necesaria, pero que es básicamente el cómo pagar la tarjeta de crédito en lugar de cómo crecer familias, como empresas y como economía”.

Nuestro invitado analiza que el país perdió una oportunidad de avanzar y tomar decisiones que aunque son duras, debían tomarse.

La discusión de la eliminación de subsidios de los combustibles fósiles tiene que darse, y no puede pararse. Es un debate que tiene que volver nos dice:

“Salgamos de la discusión primaria de cómo le va a afectar a mi bolsillo. Empecemos a discutir cómo empezamos a utilizar medios de transporte masivos, cómo hacemos para no utilizar tanto los carros, etc.”.

Comenta que él si está de acuerdo en una sociedad solidaria, en la que los que más tienen, paguen más. Pero, sin que esto asfixie o nos lleve a evitar el verdadero discurso que es ¿Cómo hacemos para que los que ganan menos, ganen más? ¿Cómo empoderamos a la gente para que tenga soluciones y un futuro? ¿Cómo hacemos que esa cadena de valor comience a generar inclusión?

Así mismo, Camilo Pinzón, nos invita a hacer una reflexión de que la posibilidad de emprender algo y arriesgarse a hacer algo es bueno, es positivo y es una forma de crear un futuro distinto al discurso de ser sumergidos en el sistema y culpar al gobierno o los ricos. Debemos pasar a un discurso de empoderamiento.

“Asumir mi parte dentro de un ecosistema”

Una persona que antes no podía acceder a tantas cosas, ahora lo puede hacer. Estamos expandiendo el círculo. La ley de emprendimiento abre algunas posibilidades, nos cuenta.

Además, también nos cometa que los puntos más importantes de su consideración sobre el debate son: el tema del re-emprendimiento; Es decir, que sea fácil abrir una empresa, que se tenga posibilidades al momento de equivocarse, que los grupos de apoyo estén articulados, y que existan fondos disponibles para apoyar al emprendimiento del sector privado, que se habiliten formas de financiamiento de riesgo, que se fomenten los sistemas de cultura emprendedora a todo nivel.

Los temas que todavía no son acogidos son: la movilización de recursos para el sector privado hacia el fomento del emprendimiento e innovación, las indemnizaciones en relaciones laborales.

“Lo que hay que entender es que hay que valorizar de lado y lado, porque si no, los que perdemos somos todos”.

El momento en que vivimos es un momento en que el Ecuador, necesita un crecimiento económico y para crecer necesita sanidad de sus cuentas fiscales y estamos de acuerdo eso hay que cerrar, pero también hay que trabajar desde el otro lado que es el fomento de la innovación y el crecimiento y creación de nuevas empresas.

Nuestro entrevistado nos deja el siguiente mensaje para el 2020 para emprender:

“Hay un montón de necesidades en el mundo y desde el Ecuador se pueden plantear soluciones. Tenemos tanto que ofrecer, tenemos que ponernos creativos y más emprendedores que nunca. El déficit no financiado de hoy es el impuesto de mañana”

Compartimos con Uds., la entrevista completa que la pueden escuchar en nuestro canal de SoundCloud: