[quads id=1]

El machismo y estereotipos de mujeres y hombres se ve reflejado en el mundo real como en la publicidad, es por esto que nace el Femvertising, el tipo de publicidad que empodera a mujeres y niñas.

Según el estudio de Kantar Media AdReaction Getting Gender Right, en el 75% de los anuncios publicitarios aparecen mujeres, sin embargo, solo el 6% son presentadas en posiciones de poder. Se dice que la publicidad utiliza la realidad social para representarla y de esta forma generar más empatía con el consumidor. Esta afirmación crítica demuestra cómo está dividida la sociedad por género, siendo el femenino el más afectado.

Es necesario cambiar estos estereotipos en ambos mundos, por esto es mejor empezar por la publicidad. Países cómo el Reino Unido Grecia, Noruega, Finlandia, Francia, Bélgica, Sudáfrica e India han prohibido las campañas publicitarias que fomenten el discurso machista y discriminatorio.

Temas cómo los hombres no se dedican a hacer tareas del hogar o las mujeres no saben manejar son típicamente utilizados para campañas, perpetuando estereotipos en todas las sociedades del mundo.

Dentro de la ley de prohibición de anuncios publicitarios cargados con estereotipos se sancionará anuncios que relacionen el físico con el éxito profesional o social, que asignen características estereotipadas en niños y niñas y la atribución de que los hombres son malos en las tareas del hogar.

En el último tiempo, marcas como Dove se han revelado en contra de la clásica temática de la publicidad. Se ha demostrado que la imagen positiva de la mujer en la publicidad genera más ganancias y compras de la marca publicitada. El 52% de las mujeres revelan que han comprado productos por cómo la marca ha presentado a la muje y el 51% están convencidas de que este tipo de piezas ayudan a romper los estereotipos.

Sin embargo, Sivera, experta en publicidad e investigadora del grupo GAME de la UOC, asegura que los anuncios publicitarios relacionados con productos del hogar o alimenticios son protagonizados por mujeres, ya que aquellos productos han sido dirigidos permanentemente hacia mujeres y no hombres. Pero esto no significa que vaya a seguir así, varias marcas han dado un vuelco a su target objetivo, dirigiéndose ahora a las parejas, más no solo a un miembro de la familia.