[quads id=1]

José Daniel 2

La publicidad en la televisión prepagada tiene costos inferiores comparados con los de la televisión local y existen varias ventajas que los clientes pueden aprovechar. Cuando alguna empresa decide pautar con un proveedor de televisión por suscripción, sabe que la audiencia tiene gran variedad de canales para todos los gustos y está mejor segmentada, con lo que se puede saber a qué target exactamente se va a llegar, explicó José Daniel Gómez, gerente general de Directv. Las multinacionales aprovechan los 6 millones de suscriptores alrededor de Latinoamérica para pautar, mientras que las empresas pequeñas lo hacen menos, debido a su bajo presupuesto; sin embargo, es totalmente factible hacerlo, aunque fuera solo por jornadas, acotó.
Generalmente, en Latinoamérica, los suscriptores miran bastante los canales nacionales, por lo que tienen su cabida en la televisión prepagada. Los noticieros son los más vistos de la televisión local, después se mira programas internacionales ya del proveedor y más tarde se disfruta de películas, dijo Gómez. Es importante saber lo que la gente mira para poder vender publicidad en los canales, “para el próximo trimestre se ha planificado tener ya instalados sistemas que midan el rating de cada programa, para orientar a nuestros clientes en dónde pautar”, señaló.
Las multinacionales pautan muchos productos en la televisión prepagada aprovechando la gran audiencia que hace uso de este servicio. Una de las ventajas más importantes de pautar por este medio es tener el mercado claramente segmentado, logrando llegar a los estratos A, B, C y hasta E. Las empresas pequeñas pautan poco, pero Gómez expresó que se pueden hacer contratos por programa o jornada, de acuerdo al presupuesto del cliente.
Nuestro invitado comentó que en un futuro se atacarán nichos directamente con contenidos específicos, nuevos y hasta sorprendentes. Esta es un arma que se utilizará para no decaer frente a lo que se viene con el IPTV, aunque Gómez señaló que la competencia es reñida, ya que hacer publicidad a través de televisión por suscripción, puede controlar más el target al que se dirigen.