Jack Ma, el hombre más rico de China, está sentando las bases para un futuro alejado de Alibaba Group Holding Ltd., la compañía que él cofundó y convirtió en un gigante del comercio electrónico. En una entrevista con Bloomberg TV, el presidente de Alibaba dijo que está dedicando más de su tiempo y fortuna a la filantropía con la creación de una fundación que lleve su nombre, centrada en la educación, siguiendo los pasos del multimillonario Bill Gates. Ma, de  54 años, tiene un patrimonio neto de más de 40 mil millones de dólares según el Bloomberg Billionaires Index.

Tras la fundación de Alibaba hace casi 20 años, Ma se ha convertido en uno de los líderes corporativos más reconocidos de China.

“Hay muchas cosas que puedo aprender de Bill Gates. Nunca podré ser tan rico, pero una cosa que puedo hacer es retirarme antes “, dijo Ma en la entrevista. “Creo que algún día, y pronto, volveré a enseñar. Esto es algo que creo que puedo hacer mucho mejor que ser CEO de Alibaba”.

Ma nació en septiembre de 1964 en Hangzhou, una antigua capital que se ha convertido en un centro global de alta tecnología y bastión de iniciativa empresarial. Comenzó Alibaba.com en 1999 como un mercado de empresa a empresa, respaldado por 60,000 dólares de 18 cofundadores.

Con ofertas inteligentes y una inversión de SoftBank Group Corp., ahora se ha transformado en un gigante. Ma también controla Ant Financial, la plataforma financiera en línea que ejecuta el mayor sistema de pagos móviles de China y el fondo del mercado monetario. La empresa tiene más de 870 millones de usuarios a través del sistema de pago Alipay y sus afiliados.

“Cuando Jack Ma habla con anhelo de su retiro de Alibaba, no hay razón para no tomarle la palabra”, dijo Silvers. “En el día a día, los accionistas de Alibaba probablemente tengan poco que temer”.

Un enfoque en la educación no sorprendería a los entusiastas seguidores de Ma, quien ha hablado frecuentemente de su importancia para él y de algunas de sus deficiencias como estudiante, incluyendo el fracaso en el examen de la universidad nacional de China dos veces.

“No me consideraban un buen estudiante pero mejoré, seguimos aprendiendo todo el tiempo. Así que quiero dedicar la mayor parte de mi tiempo a esto “, dijo Ma.

Como alguien que se ha reunido con los líderes de las dos economías más grandes del mundo, Ma ve su futura filantropía como una forma de cerrar la brecha entre ellos.

“La gente en China y América, una cosa que tenemos en común es el corazón del amor y el respeto “, dijo Ma. “Este es un lenguaje común que tenemos. La primera revolución tecnológica causó la Primera Guerra Mundial, la segunda provocó la Segunda Guerra Mundial, ahora que somos una tercera revolución, ¿qué va a pasar? Debería ser una guerra contra la pobreza, la enfermedad, etcétera”.

“Tengo plena confianza en mi equipo y en la estructura de socios que a muchos inversores no les gustan”, dijo Ma. “Es el sistema en el que creo que he contribuido junto con mi equipo y esto hará que la compañía dure mucho”.

Fuente: Bloomberg