El Tratado de Libre Comercio es un documento que facilita el cumplimiento de los derechos establecidos en un contrato de comercio exterior. El arbitraje es el método de resolución de conflictos internacionales que ayuda a mantener las relaciones comerciales entre países. El 50%  de los casos de arbitraje se retiran antes del laudo final.

 José Ricardo Feris, secretario general adjunto para la corte de arbitraje de la cámara de comercio internacional en París, estuvo en MarketingActivo para hablar sobre el tratado de libre comercio y el método de arbitraje internacional en el área de comercio exterior.

 Alimentos es el caso más común de comercio en Ecuador. Los gremios productores trabajan en conjunto con el Estado para que el mismo les facilite la entrada de los productos a otros países. Los precios y condiciones en este tipo de mercado son impuestos por el comprador.

 El entrevistado explica que el tratado de libre comercio sirve para  defender los derechos de las partes. En el caso planteado anteriormente, si existe un conflicto por resolver el Estado se encarga de esto en el caso de que el sector afectado es poderoso en el país.

 “El arbitraje internacional no es más que un sistema de justicia al que se puede acceder porque el negocio es privado y al no afectar el orden publico se tiene la libertad de resolver los problemas de manera particular. Las partes le van a dar a un tercero neutro el poder de decidir la disputa y esa decisión va a ser plasmada en un documento “, afirma Feris, además explica el proceso de arbitraje. Las partes eligen un set de reglas previamente establecido. En segundo lugar, se elige la jurisdicción que favorezca al arbitraje. Se nombran uno o tres árbitros, que serán los que lleven acabo el proceso. En el caso de ser uno, se elige por acuerdo mutuo.

Los árbitros intercambiarán escritos. Hay una audiencia y un tribunal que redacta el Laudo.

 “ Una de las ventajas del arbitraje es que puede  ser un proceso menos costoso, es mas rápido”, manifiesta José Ricardo Feris. Otra ventaja del arbitraje es que se encarga de mantener las relaciones comerciales. El 50% de casos de arbitraje se han solucionado de manera voluntaria por las partes.

 Las cámaras de arbitraje cumplen cuatro roles. Proporcionar a los clientes un set de reglas, ayudar a la resolución de disputas de las partes, dar legitimidad a los laudos y promocionar las ventajas del arbitraje internacional.

 “Cada país debe establecer cuales son su prioridades, con quienes ese país cree que debe negociar y claramente van a entrar razones geográficas y políticas.  Política clara de que es lo que tiene que hacer y que no“, sostiene el entrevistado y reitera que cada Estado defiende sus intereses comerciales.