En Ecuador se vive una situación de contracción económica. Las empresas ecuatorianas deben aprender a localizar cuales son sus fortalezas y las áreas que agregan valor a la compañía para poder hacer un recorte de presupuesto.

Carlos Zegarra, socio de la división de consultorías de PWC en Ecuador, estuvo en MarketingActivo para hablar sobre los pasos que deben seguir las empresas para abordar la época de crisis sin necesidad de reducir las empresas.

Según el entrevistado debemos aprender de las pasadas experiencias en épocas de crisis, analizar cuáles fueron las estrategias que funcionaron y las que no, en base a eso establecer una estrategia nueva que se aplique a la situación actual con el objetivo de tomar buenas decisiones.

En tiempos de contracción económica los gerentes de las empresas tienden a recortar personal. El profesional asegura que lo ideal es identificar de manera integral los aspectos que agregan valor a la empresa y de este modo reducir costos en las áreas que no requieren de tanto presupuesto e invertir en las que si aportan valor.

Determinar lo que para el cliente agrega valor es fundamental. “Antes de cortar costos deben identificar la esencia del negocio, por qué están en el mercado, qué les  diferencia, qué es lo mejor que saben hacer. Identificar en qué son buenos y por qué son buenos en esas actividades. Una vez que tienen claridad sobre esto se recomienda empezar programa de reducción de costos, pero no en aquellas áreas que me permiten poder fortalecer  esa capacidad estratégica, en esas debemos reinvertir de aquellas áreas que no están directamente relacionadas con la segregación de valor.  Una vez que tenemos claro esto, ya sabemos donde hay que cortar y donde no”, sostiene el socio de división de consultoría de PWC en Ecuador.

 “La clásica reacción es: al bajar los niveles de ventas, la primera reacción es cortar inversiones. Si tu cortas parte del músculo esencial para desarrollar en el mercado, te empequeñeces y no fortaleces. Las empresas tienen que aprender a vivir en épocas de crisis porque no duran para siempre”, afirmó Zegarra.

El entrevistado agregó que las empresas al desarrollarse en época de bonanza pierden el sentido de urgencia. Este sentido es indispensable para la toma de decisiones adecuadas dentro de la empresa cuando la situación económica cambia.

“La época de crisis te genera el mejor contexto para identificar e implementar mejoras. Aprovechar el sentido de urgencia , el sentido económico para repensar lo que estamos haciendo y ver formas mucho más óptimas de poder llegar al mercado.”

Carlos Zegarra asegura que el nivel de madurez organizacional de las empresas en Ecuador es bajo. El marketing es una herramienta que sirve para mostrar a las personas la composición de cada empresa y sus productos. El personal no conoce las fortalezas y por lo tanto, no pueden identificar por donde empezar el recorte de presupuesto.  

El entrevistado afirma que la situación económica actual se mantendrá en el siguiente semestre del 2016, porque se necesita de 12 a 18 meses para recuperarse de una contracción económica como la que vivimos actualmente.