[quads id=1]

Fioravanti nació hace 135 años en Guayaquil, y en 1991 la compañía Coca-Cola adquirió la marca evitando perder la esencia de la ecuatorianeidad.

Fioravanti en el 2012 lanzó un punto de vista más vivencial y lleno de experiencias con su campaña “El Sabor de mi Ecuador”, brindándole al consumidor un punto de vista de los detonadores de orgullo permanentes en los ecuatorianos.

María Emilia Villamarín, Gerente de Marca de Fioravanti, nos visitó para ampliar un poco más sobre este tema.

Los detonadores de orgullo son los valores de los ecuatorianos, como la amabilidad, la generosidad. El ecuatoriano da sin pedir nada a cambio, y eso es lo que Fioravanti quiere resaltar, esos valores que nos hacen únicos.

Esta campaña nace de la idea de los beneficios de haber nacido en el país de la mitad del mundo, el ser más humanos, el tener una atracción magnética por estar ubicados en el centro de la tierra, el tener circunstancias espaciales diferentes, también quieren resaltar con esta campaña que los ecuatorianos tenemos los brazos más largos por estar ubicados en la mitad del planeta y por eso los abrazos de los ecuatorianos duran más.

Villamarín sostiene que Fioravanti enaltece la comida ecuatoriana, con sus tres sabores: manzana, fresa y piña, y que esto se debe a que en el Ecuador se unen los dos hemisferios. Fioravanti ofrece varias alternativas de sabor y quiere enseñar a los ecuatorianos a combinarlas de la mejor manera.

Todo el talento de Fioravanti es local, tienen un equipo de creativos, directores y ejecutivos de cuenta. Desde hace 5 años, la agencia Ogilvy, maneja la creatividad de la marca, y su sede central está en Guayaquil.

El objetivo de la marca es manejar el optimismo y positivismo de los ecuatorianos. Mientras Coca-Cola habla del optimismo, Fioravanti lo hace de la generosidad ecuatoriana. Cada una de estas marcas tiene su segmento, su punto de vista, a las dos les une tener un gran equipo de marketing  que les ayuda a mantener las marcas posicionadas.

Como parte de las campañas de publicidad que Fioravanti lanzará, está el concurso de fotografía que empezará el 15 de julio, en la que se invita a los ecuatorianos a mostrar el sabor del Ecuador a través de una imagen.

Emilia Villamarín asegura que Fioravanti no solo es gastronomía, sino que son vivencias, momentos, emociones y gente.

A este concurso se lo dividirá en tres categorías: Estudiantes, Voto del público, y, Amateur. Los concursantes participarán por: una MacBook Pro, una cámara de fotografía para profesionales y un Ipad.

Con este concurso, Fioravanti quiere ofrecer a los ecuatorianos la posibilidad de ser co-editores de la marca, que los consumidores aporten con la evolución de la marca y realcen la alegría en lugar de la melancolía.

Para Fioravanti en la actualidad, es un reto el sorprender a los ecuatorianos, cada día buscan más recursos, y nuevas herramientas para ser más creativos.

Villamarín indicó que cada año Fioravanti realiza “La noche de la comida ecuatoriana”, en la que se resalta el vínculo de esta marca con la comida ecuatoriana, y es en esa noche que se da a conocer los aportes de los ecuatorianos a la campaña “El sabor de mi Ecuador”.