[quads id=1]

Con la presencia de más de 170 empresarios y empresarias representantes de empresas de diferentes rubros y speakers de Brasil, Argentina y Uruguay se realizó en Montevideo el primer taller del Ciclo WEPs del 2018. Este fue el primero de un total de cuatro eventos que buscan promover los Principios de Empoderamiento de las Mujeres (WEPs por sus siglas en inglés) en las empresas. La iniciativa surge del programa “Ganar-Ganar: la igualdad de género es un buen negocio”, programa impulsado por ONU Mujeres, la Unión Europea y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La representante de ONU Mujeres en Uruguay, Magdalena Furtado, expresó que Uruguay presenta indicadores poco favorables para la mujer trabajadora. Furtado destacó la importancia de potenciar la perspectiva de género en las empresas, sector que emplea a casi 7 de cada 10 trabajadores del país.

La actividad contó con la presencia de la coordinadora regional del programa “Ganar – Ganar” para ONU Mujeres en San Pablo, Esther Senso.

“Mujeres empoderadas construyen economías justas”, indicó Senso y subrayó la importancia de instrumentar estos programas en los diferentes países para poder trabajar junto al sector privado.

Teresa Pérez del Castillo, responsable del Programa Ganar-Ganar en Uruguay instó a las empresas a firmar los WEPs y relató el trabajo que se desarrollará en los próximos años.

¿Por qué trabajar el tema de género en mi empresa? fue la pregunta central de este primer encuentro. Nicolás Herrera, abogado y socio fundador de la firma uruguaya Guyer & Regules, sostuvo que: “La capacidad y el talento no tienen género”.

Herrera expresó que el rezago de la mujer no se debe a la naturaleza sino a la sociedad que induce comportamientos que impiden o demoran su desarrollo. En esa línea sugirió que se refuercen destrezas necesarias como lo es el networking o el coaching para el crecimiento profesional de las mujeres en las empresas.

“La equidad es un buen negocio porque al desarrollar medidas en pos de la igualdad se han registrado logros como reducir el ausentismo a un 5%”, sostuvo la gerente de Recursos Humanos de la compañía argentina Arredo, Fernanda Manuel, que relató su experiencia,

Manuel dijo que su empresa impulsa programas de prevención, abordaje y erradicación de la violencia hacia las mujeres, talleres de sensibilización, apoyo en la crianza compartida de los hijos y trabajo con mujeres trans.

Mientras que el brasileño, Rodrigo Reis, representante de la empresa O Boticario, dijo que esa compañía integra la diversidad como valor promovido dentro de su empresa y además lo suma a sus campañas publicitarias. Reis sostuvo que las mujeres son el 53% de la plantilla de la empresa y resaltó que el 54% de los ascensos del 2017 fue otorgado a trabajadoras.

Fuente: ONU Mujeres