[quads id=1]

Según el informe Mastercard Index of Women Entrepreneurs 2017, realizado en 54 economías que representan el 78.6% del trabajo femenino en el mundo, en Uganda, el 34.8% de los negocios son dirigidos por mujeres, lo que ubica a este país en el primer lugar del Índice de Mujeres Emprendedoras (MIWE).  Uganda, ubicada en el oriente de África, es según este reporte el país con mayor proporción de negocios emprendidos por mujeres, superando a naciones con economías más fuertes como Alemania, China y Estados Unidos.

“Se trata de un dato especialmente meritorio, no sólo por tratarse de una economía de bajos ingresos, sino también porque otros indicadores de los que depende la iniciativa empresarial femenina (autonomía financiera de las mujeres, acceso a crédito, nivel educativo, estereotipos culturales, etcétera) son poco favorecedores”, dice Pablo Díez en un artículo para World Economic Forum.

Pero el informe revela también que “muchas de estas empresarias fundan sus compañías por supervivencia, sin la formación adecuada . Más del 86 por ciento de los negocios son proyectos individuales sin capacidad para contratar a otros, además de que están enfocados a los sectores de comercio, alojamiento y alimentación, y apenas tienen participación en industrias clave como la agricultura, la pesca, el transporte o la comunicación”.

El informe identifica otros cuatro países donde emprenden más las mujeres:

Botsuana

Con el 34.6% de los negocios dirigidos por mujeres, debido a la alta participación de las mujeres en el mercado laboral y su creciente presencia en puestos directivos, -un 31 por ciento de los altos mandos corporativos frente al promedio del 25 por ciento en el mundo-.

Nueva Zelanda

Con un 33.3% de negocios dirigidos por mujeres, este país ofrece las mejores condiciones para las empresarias, ya que ocupa el primer puesto en presencia de mujeres con formación universitaria, además, la primera posición en el Índice de facilidad para hacer negocios del Banco Mundial.

Rusia

El 32.6%  de las empresas rusas está en manos femeninas; sin embargo, las rusas enfrentan una escasa inclusión financiera, bajo nivel formativo, la inexistencia de legislaciones que las impulsen, así como una brecha salarial, y como pocos apoyos al emprendimiento o la percepción negativa que se tiene sobre las empresarias.

Australia

Con un 32.4% de mujeres liderando emprendimientos, Australia también disfruta de unas buenas condiciones para la participación de la mujer en el trabajo. La brecha en la tasa laboral entre hombres y mujeres se ha ido reduciendo en los últimos años. También está entre los primeros países con condiciones de apoyo a emprendedores y percepción favorable para las empresarias, aunque ocupa puestos más modestos en autonomía financiera y nivel formativo de las mujeres.

Fuente: El Financiero