[quads id=1]

El día 27 de octubre del 2009,  María Belén Tinajero de MarketingActivo publicó un artículo en el Diario Hoy .

Si en los negocios siempre es necesario enfocarse, para las empresas medianas y pequeñas, enfocarse es la clave del éxito.

Según el diccionario “enfocar” tiene varios significados. Señalamos uno de ellos: dirigir la atención o el interés hacia un asunto o problema desde unos supuestos previos, para tratar de resolverlo acertadamente.

Si esto lo ponemos en términos de marketing, podríamos decir que enfocarse significa, poner atención o interés en un determinado grupo de personas para resolverles un problema acertadamente. O sea, ubicar nuestro nicho y satisfacer sus necesidades insatisfechas.

Siempre enfocarse es buena práctica para todos. Sin embargo, para las empresas pequeñas se convierte en fundamental por muchas razones que se resumen en el dicho popular “el que mucho abarca, poco aprieta”.

Enfocarnos en un nicho específico puede llevarnos al éxito del negocio, partiendo de este ejercicio, se entiende que todas las otras acciones de la empresa estarán enfocadas para trabajar en este grupo objetivo, para atraer, atender, satisfacer, mantener e incrementar clientes del grupo al que nos enfocamos como estrategia.

Con el diccionario de la Real Academia de la Lengua, sólo cabe hacer una diferencia, en el marketing no podemos darnos el lujo de basarnos en supuestos previos para resolver los problemas acertadamente, el marketing debe minimizar estos “supuestos” al máximo, conocer al 100% su nicho y satisfacer lo que éste demanda.