[quads id=1]

Facebook adquirió Bloomsbury AI, una empresa de inteligencia artificial, con el propósito de detectar y erradicar de raíz las noticias falsas “fake news” y terminar con la desinformación en la red. Esta nueva adquisición forma parte del plan de Facebook para recuperar la confianza de los usuarios, luego del escándalo de filtración de información de Cambridge Analytica y el caso Rusiagate.

La red social anunció la compra a través de un post publicado en Facebook Academics y señaló: “Nos complace anunciar que el equipo detrás de Bloomsbury ha aceptado unirse a Facebook en Londres…El equipo de Bloomsbury ha desarrollado una experiencia líder en lectura y comprensión de máquinas. Nuestra experiencia fortalecerá los esfuerzos de Facebook en la investigación del procesamiento del lenguaje natural y nos ayudará a comprender mejor el lenguaje natural y sus aplicaciones”.

Los términos financieros no fueron revelados, pero TechCrunch reportó que el acuerdo ronda entre los 23 y los 30 millones de dólares. La compra de Bloomsbury AI es de gran importancia para Facebook pues “la inteligencia artificial, particularmente el aprendizaje automático, es uno de los principales mecanismos que la red social utilizará en la detección de noticias falsas y contenido de odio».

Estos esfuerzos para luchar contra las fake news  empezaron con el llamado caso Rusiagate en el que se han presentado evidencias de que Rusia utilizó plataformas como Facebook, Twitter y Google para difundir mensajes de segregación en la población estadounidense, durante la última campaña presidencial,  con el propósito de influenciar el voto hacia Donald Trump.

En este contexto, la adquisición de Bloomsbury es la apuesta de Facebook por mejorar sus habilidades en la detección de noticias falsas y fact checking, para evitar el uso indebido de su red social.

La empresa de inteligencia artificial, Bloomsbury AI tiene su sede en Reino Unido,  y es una “start-up”  fundada por Guillaume Bouchard, exalumno de Entrepreneur First (EF); Luis Ulloa, ganador del premio CTO y por Sebastian Riedel, profesor asociado en la University College of London (UCL), y cuenta con el respaldo económico de EF, Fly Venture, IQ Capital y la Fundación Tecnológica de la UCL, entre otras.
Fuente: Hipertextual