[quads id=1]

Facebook, Instagram y WhatsApp tuvieron un fallo generalizado, este domingo 14 de abril, durante un lapso de dos horas.  “Lamentamos cualquier inconveniente”, fue la frase con la que la compañía reaccionó al nuevo incidente, que constituye el tercero de este año.

Esta interrupción del servicio coincide con los cambios previstos para la interacción de todas las plataformas con el propósito de fusionar sus diversas aplicaciones de mensajería y poner un mayor énfasis en la privacidad, según lo han anunciado.

Además sucede en el momento en que los accionistas minoritarios han pedido al fundador, Mark Zuckerberg, que tenga menos control sobre la compañía.

«Desde julio de 2018, el valor de Facebook se redujo hasta en un 40% debido a decisiones de la administración y de la Junta que no han protegido el valor de los accionistas. Al permitir que ciertas acciones tengan más poder de voto, nuestra compañía toma el dinero de los accionistas públicos, pero no nos da una voz igual en la gobernanza de nuestra compañía. El fundador Mark Zuckerberg controla más del 51% de los votos, aunque posee solo el 13% del valor económico de la empresa» expresaron en un comunicado público.

El País reseña que “Trillium Asset Management ha pedido la movilización de los accionistas contra la acumulación de poder de Zuckerberg, director general y presidente del consejo de administración. El grupo inversor propone en una comunicación oficial la designación de un consejero independiente, siguiendo los modelos de Google, Microsoft, Apple, Oracle o Twitter, que se concentre en la letanía de controversias e impactos negativos que afronta la compañía. Beneficiaría a la compañía, sus accionistas, su comunidad global y a la democracia”.