[quads id=1]

ilikeHacer clic en “Me gusta” revela mucho más de lo que las personas imaginan. La cantidad de clics determina cuántos usuarios más van a ver esa misma historia dentro de la red social. Por eso, Facebook generó un algoritmo para que solo aparezcan en el feed las historias más relevantes para cada persona.

 

Frente a este cambio, las empresas que usan la red social empezaron a generar la mayor cantidad de “Me gusta” posibles, para asegurar que sus productos se promovieran eficazmente. Facebook fue un paso más allá y generó el servicio “estatus promovido,” para garantizar que algunas historias alcancen notoriedad.

 

Pero ante la rentabilidad de este servicio, (los analistas de Pivotal Research aseguran que la firma debería ganar cientos de millones de dólares anuales), la competencia se hizo presente. Sin embargo, algunos de los competidores venden clics falsos en el botón de “Me gusta.”

 

La red social combate estas cuentas que brindan clics falsos gracias a sistemas automatizados que los eliminan por violar sus términos de uso. Un clic falso puede costar U$ 0.05 en el mercado libre, en tanto que en “estatus promovido” puede llegar a costar hasta U$ 1.