[quads id=1]

El entendimiento tecnológico y la posición económica de las grandes empresas tecnológicas tales como Facebook, Twitter, Amazon, etc representan una amenaza para las futuras colaboraciones entre los bancos y las Fintechs.

Andres Fontao, cofundador de Finnovista, asegura que el posicionamiento de dichas marcas y la información que poseen sobre sus clientes abre paso a que estas empresas acaparen el proceso de comercialización entre sus usuarios, dejando de lado a las Fintechs y los acuerdos que podrían tener con los bancos.

La guerra entre los bancos y las Fintechs se disolvió en el momento en que los bancos reconocieron las capacidades de las Fintechs con respecto al manejo de la tecnología y sus aplicaciones en la banca y las Fintech aceptaron el conocimiento de las entidades financieras en el ámbito del manejo del comercio.

Las Bigtechs han demostrado su ímpetu en abrirse paso en el sector financiero. El capital y flujo de clientes que tienen, convierten a este proyecto de expansión en una posibilidad innegable.

Facebook y Walmart han empezado con su proyecto de lanzar una criptomoneda que amenaza a los convenios entre las Fintechs y los bancos, sin embargo, ambas entidades financieras buscan soluciones para hacer frente a los grandes de la tecnología.

A pesar de la amenaza hacia el desarrollo de proyectos para implementar nuevas tecnologías en procesos financieros, el ingreso de las Bigtechs en el ámbito representa también cambios positivos en el mercado de las Fintechs, asegura Fontao. Gracias a la masa crítica de clientes de las empresas mencionadas de tecnología, la aceptación y confianza hacia los procesos bancarios mediatizados ha incrementado considerablemente, abriendo las posibilidades de expansión de las Fintechs en conjunto con entidades bancarias.