[quads id=1]

La Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood realizó la edición número 76 de los Globos de Oro, los premios que reconocen a lo mejor del cine y la televisión. La ceremonia se llevó a cabo en el Hotel Beverly Hilton de Los Ángeles, con la conducción de Sandra Oh y Andy Samberg, figuras de la tv norteamericana.

Entre los ganadores de la edición 2019 destacan:

Green Book la película que más premios recibió: mejor película de comedia o musical, mejor actor de reparto (Mahershala Ali) y mejor guión (Peter Farrelly, Nick Vallelonga y Brian Currie).

Bohemian Rhapsody,que se refiere a la vida de Freddie Mercury y Queen, y recibió dos estatuillas: mejor película y mejor actor de drama (Rami Malek).

La mexicana Roma recibió la misma cantidad de premios: mejor película extranjera y mejor director (Alfonso Cuarón).

En cuanto a la televisión, The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story obtuvo premio a la mejor miniserie o película para televisión y mejor actor (Darren Criss) y The Kominsky Method ganó en las categorías de mejor serie y mejor actor de comedia o musical (Michael Douglas). Por su parte, The Americans ganó el premio a la mejor serie de drama.

La actriz Glenn Close fue galardonada en esta edición 2019 como Mejor actriz de Drama por su papel en The wife (La buena esposa) y usó su discurso de aceptación del premio para hablar apasionadamente sobre la necesidad de que las mujeres realicen su potencial creativo y sigan sus sueños

Close explicó que este papel implicó para ella un trabajo de mucha introspección. “Me hacía pensar mucho en mi madre, quien realmente se dedicó a mi padre toda la vida. A los 80 años me dijo: ‘Creo que no he logrado nada en la vida para mí misma´. Y eso no estaba bien” aseveró la actriz.

“Siento que lo que he aprendido de toda esta experiencia es que las mujeres hacemos lo que se espera de nosotras. Somos cuidadoras, dedicadas a la crianza, tenemos hijos, esposos… Pero tenemos que encontrar la satisfacción y la realización personal. Debemos perseguir nuestros sueños y decirnos a nosotras mismas: ‘Yo puedo hacerlo. Y tengo el derecho de hacerlo. Y se me debería permitir hacerlo” enfatizó.

Finalmente concluyó diciendo: “Cuando era pequeña me sentía como Muhammad Ali, quien estaba destinado a ser boxeador. Me sentí destinada a ser actriz. Vi las primeras películas de Disney y Hayley Mills y dije: ‘¡Oh, puedo hacer eso!’ Y estoy aquí hoy. Habrán pasado 45 años en septiembre desde que soy una actriz y no puedo imaginar una vida más maravillosa”.