[quads id=1]

Gran parte de la experiencia digital actual la protagonizan cuatro grandes compañías: Amazon, Apple, Facebook y Google. El último informe realizado por eMarketer, sostiene que además de la creación de contenidos, es difícil imaginar otro aspecto dentro del mundo digital actual donde por lo menos uno de estos cuatro jugadores no tenga una participación importante.

El informe de eMarketer asegura que las tendencias claves de marketing han revolucionado el panorama digital, afectando al hardware, software, a los servicios, a la entrega y venta de contenidos, a la publicidad y al comercio.

Amazon, Apple, Facebook y Google no están compitiendo por igual en todos los ámbitos del mundo digital, sin embargo por una combinación de necesidad y diseño, todas se han expandido más allá de sus competencias básicas con la finalidad de fortalecer su atractivo ante los usuarios, consolidando así su posición con los anunciantes, y manteniendo su importancia en una economía digital de rápido movimiento.

Con Android, Google tomó la iniciativa frente a Apple en el campo de los teléfonos inteligentes, introduciendo su propio terminal Nexus a comienzos del 2009, aún cuando el dispositivo en sí fue un fracaso comercial, logró el objetivo de Google en conseguir un inicio rápido de su plataforma Android.

Por su parte Facebook, aún cuando se encuentra en todos los dispositivos y sistemas operativos, está en una situación de desventaja competitiva. Los rumores de un teléfono desarrollado por Facebook reflejan esta responsabilidad actual.

eMarketer manifiesta que los movimientos expansionistas por parte de estas cuatro empresas, reflejan la evolución actual del mundo digital. El competir con eficacia exige un control más directo sobre muchos de estos activos, y la influencia suficiente en áreas de fortaleza para compensar las zonas de debilidad.

La influencia que los cuatro gigantes ejercen sobre la experiencia digital es muy amplia, de tal manera que obligan a elegir tanto a consumidores como a anunciantes, a jugar en el mundo digital, o a trabajar en este.