[quads id=1]

Google anunció que cumplirá con el mandato del gobierno de EE. UU. y suspenderá toda actividad comercial con Huawei relacionada con las transferencias «no públicas» de hardware, software y servicios técnicos. «Estamos cumpliendo con la orden y revisando las implicaciones», dijo un portavoz de Google en un comunicado.

“Esto no significa que Huawei (considerada la segunda marca más popular a nivel mundial después de Apple y junto con Samsung) pierda todos los accesos a Android, ya que el sistema operativo central es un proyecto de código abierto y cualquier fabricante puede modificarlo e instalarlo en sus dispositivos sin tener que obtener permiso. Pero en la práctica, todos los proveedores principales confían en el respaldo de Google. Además las cosas podrían ser más difíciles para la versión posterior, Android R, en 2020” señalan los expertos.

Además destacan que “Google controla el acceso a varios bits adicionales de software, que incluyen: la tienda de aplicaciones Play, sus propias aplicaciones, el ayudante virtual de Google Assistant, el servicio de correo electrónico de Gmail y las herramientas que permiten el acceso de servicios de terceros a ciertas funciones”

“Para los propietarios de teléfonos Huawei u Honor, cuyos dispositivos ya han sido certificados bajo procesos conocidos como Compatibility Test Suite (CTS) y Vendor Test Suite (VTS), Google puede proporcionar nuevas versiones de sus productos y autorizar descargas desde su mercado Play, sin tener que tratar directamente con Huawei” reseña la BBC.

Sin embargo, destaca que “las cosas se vuelven más complejas cuando se trata de actualizaciones de seguridad. Google le da a los fabricantes de dispositivos Android el código para sus correcciones de software aproximadamente un mes antes de que revelen detalles al público sobre las vulnerabilidades involucradas.  Esto da a los fabricantes tiempo para verificar que los parches no causen problemas para su propio software propietario, y luego empaquetar una versión personalizada de los arreglos como una descarga. Huawei ahora solo se enterará de los parches el mismo día en que se lanzan al Proyecto de Código Abierto de Android (AOSP), lo que significa que habrá un retraso antes de que pueda distribuirlos”. En lo que respecta a los nuevos teléfonos, estos no se certificarán y como consecuencia, no tendrán los Servicios móviles de Google (GMS) preinstalados. Esto incluye: Play store for apps, música y media, Google Photos, YouTube, Google Maps, Google Drive cloud storage, y Google Duo video calls.

Consideran que la pérdida no tendrá mucho impacto en los usuarios de China, que ya tienen bloqueado el acceso a la mayoría de las instalaciones de Google, pero en otros lugares, podría ser un factor decisivo para muchos consumidores.

En este contexto, Jeremy Thompson, vicepresidente ejecutivo de Huawei en el Reino Unido, dijo en entrevista con BBC que preferirían trabajar con Android, pero han creado un nuevo sistema operativo como Plan B.”Hemos estado haciendo planes para este posible resultado, pero aún no ha sucedido. Tenemos un programa paralelo en marcha para desarrollar una alternativa … que creemos que encantará a nuestros clientes. A corto plazo no son buenas noticias para Huawei, pero creo que podemos manejarlo» agregó.

En lo que respecta a Ecuador, Huawei hizo público un comunicado vía Twitter, en el que garantizan que continuarán brindando actualizaciones de seguridad y servicio postventa a todos los productos existentes de teléfonos inteligentes y tabletas, incluyendo los que ya han sido vendidos y los que se encuentran disponibles a la venta.