[quads id=1]

Google Play está creciendo y pretende dejar atrás la imagen de salvaje Oeste que daba la tienda de aplicaciones Android. Por eso, ha enviado una carta a los miles de desarrolladores de la plataforma, informado sobre los diferentes cambios que endurecerán la política para aplicaciones de Google.

Se han revisado los términos para los nombres de las aplicaciones, los íconos, los métodos de pago, la privacidad, el spam y la publicidad; cambios que han incomodado y frustrado a muchos desarrolladores, y también a usuarios.

Google ha informado que los desarrolladores de los nuevos apps deberán acoplarse a los cambios desde ahora, y aquellas aplicaciones que no cumplan con las normas tendrán 30 días para adaptarse o serán expulsadas de la tienda de aplicaciones.

Dentro de los cinco principales cambios que Google introducirá en Google Play están:

1. Política de pago: Todas las transacciones relacionadas con las aplicaciones de Google Play, como descargas y compras desde la aplicación, deben usar el sistema de pago de Google, salvo que la compra sea de productos o contenidos que se consuman fuera de la aplicación, o productos físicos.

2. Nombres e iconos: El objetivo es reducir el número de copias de aplicaciones. Una aplicación no puede tener un nombre o un icono que pueda confundirse con productos ya existentes o con los que vienen de serie con el dispositivo, como la cámara, la galería o los mensajes.

3. Privacidad e información personal: Google tratará de hacer frente al problema de los virus en sus aplicaciones, que hasta ahora ha sido bastante grande.

4. Spam: Google considera como spam a: Contenido repetitivo,
descripciones de productos llenas de palabras que tratan de manipular el ranking;  aplicaciones creadas por herramientas automatizadas que tienen que ser cargadas por el desarrollador, y no por el operador; y las aplicaciones que envían mensajes automatizados o de correo electrónico, sin confirmarlo antes con los usuarios.

5. Publicidad: La gran fuente de ingresos de Google radica en que los anuncios móviles están considerados como parte de la experiencia de la aplicación, donde los desarrolladores son responsables del comportamiento de los anuncios en la misma.