[quads id=1]

Hollywood - www.flickr.com

La taquilla estadounidense batió este verano un nuevo récord al ingresar U$4.400 millones, anunció la Asociación Nacional de Propietarios de Salas de Cine de EE.UU. (NATO, en inglés).

El número de entradas vendidas subió un 1 por ciento respecto a la misma época de 2010 y por quinto verano consecutivo se superó la barrera de los 4.000 millones de dólares, explicó la entidad.

Para recopilar esta información se tuvieron en cuenta los ingresos obtenidos por las películas estrenadas entre el primer fin de semana de mayo hasta el pasado fin de semana festivo del Día del Trabajo.

“En plena tasa de paro del 9 por ciento y con una economía débil, llama la atención que la industria del cine pueda seguir aumentando sus recaudaciones”, dijo el presidente de la organización, John Fithian. “Junto a nuestros socios en la distribución, las salas de cine ofrecen un gran entretenimiento en instalaciones modernas y a precios razonables”, añadió.

Fithian recordó que independientemente de la fortaleza o debilidad de la economía del país, el cine “permanece como la primera y más asequible opción de entretenimiento fuera del hogar”.

“Dado que hay hasta 13 películas en 3D -más que nunca- y una serie de estrenos de los más poderosos en años, creo que se superará el récord del año pasado”, predijo en mayo Paul Dergarabedian, presidente de la sección “Box Office” del portal especializado Hollywood.com, en declaraciones a Efe.

La cifra obtenida en el verano de 2010 fue de 4.350 millones de dólares. Esa marca batió el récord anterior, logrado en 2009 y que ascendió a 4.250 millones de dólares.

EFE