[quads id=1]

 “En América Latina y el Caribe, las ciudades son esenciales para el desarrollo económico. El 81% de la población de la región vive en ciudades, una tasa que alcanzará el 90% en 25 años. Estas ciudades requieren nuevas herramientas para fomentar un crecimiento sostenible, dado que el tamaño físico de las mismas está creciendo de dos a cuatro veces más que la tasa de crecimiento de la población” señala el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en su Informe de Sostenibilidad 2018 , el cual presenta proyectos, iniciativas e investigación, con enfoque en vivienda y sostenibilidad urbana en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

 «Buscamos transformar la región fomentando un desarrollo inclusivo y resiliente al clima con bajas emisiones de carbono», dijo Juan Pablo Bonilla, Gerente del Sector de Cambio Climático y Sostenibilidad del BID. «Las ciudades están en la línea de acción para la sostenibilidad global y jugarán un papel cada vez más importante en el futuro».

El BID reveló que “se necesita movilizar importantes niveles de inversión para cumplir con los compromisos acordados en el Acuerdo de París y los ODS. En 2018, el Grupo BID financió cerca de US$ 5 mil millones en actividades relacionadas con el cambio climático que benefician a América Latina y el Caribe a través de préstamos, donaciones, cooperación técnica, garantías y capital en inversiones, una cantidad que representa el 27 por ciento del total de las aprobaciones anuales del Grupo BID”.

Finalmente, el informe mencionó el Natural Capital Lab, creado por el Grupo BID, “como una ventanilla única para impulsar la innovación en los espacios de conservación, paisaje, agricultura regenerativa, biodiversidad y finanzas de los ecosistemas marinos”.