El papel que Instagram representa dentro de las redes sociales es cada vez más importante pues es esta ganando en popularidad a Facebook y Twitter.

Esta red está despertando interés en las marcas debido al número de seguidores que se puede conseguir en la aplicación. La base de seguidores de Instagram ha aumentado en un 26% con relación al año pasado.

La compañía de investigación L2 ha llevado a cabo un estudio que como resultado determina que las marcas publican un mayor número de contenidos en la aplicación para compartir fotos. Llegando ahora a 9.3 veces a la semana, frente a las 7.5 que lo hacían el año pasado. Otra manera de contrastar la información es la media de la frecuencia con la que se publicaba en Facebook, el número de contenidos publicados ha bajado de 11.1 a 8.8, en la actualidad.

La preocupación que las marcas tienen respecto a la aplicación es la falta de links que conectan la foto del producto con la página web, para comprarlo o ver lo detalles del mismo. Sin embargo, la conversación sobre los productos es lo que se puede tomar como comercio dentro de la red social.

Algunas alternativas que se han adoptado para promocionar los productos son: crear una base de datos con los seguidores, de esta manera la persona que comente en la foto del producto que quiere, lo podrá obtener de forma inmediata. Otras marcas usan Instagram como la plataforma para hacer ver sus productos, convirtiendo su página en un catálogo en línea.

Existen también herramientas como Liketoknow.it la cual permite fusionar la cuenta de Instagram con el servicio, de esta manera  al dar me gusta a la foto se recibe un e-mail que especifica donde se puede comprar el producto.

Nike, por ejemplo, ha puesto el link de su tienda en línea en la descripción del perfil de la cuenta, usándola también como un catálogo de productos.

Hay que tener en cuenta que las fotografías que más venden tienen ciertos parámetros, entre los cuales se puede destacar el no usar filtros, contenido mayoritariamente  de colores amarillo y azul en la fotografía, no usar signos de interrogación o exclamación, entre otros.

Las redes sociales, tanto como los consumidores son cambiantes, es por esta razón que hay que estar pendientes de los cambios tecnológicos.

Fuente: fashionista.com, www.puromarketing.com

DEDVE