[quads id=1]

Tras las recomendaciones de la OMT de asumir el reto de la transformación digital, el sector hotelero a nivel mundial se encuentra implementando mejoras en I+D para aumentar su competitividad y su rendimiento. La robótica y la inteligencia artificial (IA) traen avances que muchos hoteles y restaurantes ya se han atrevido a incorporar.

Es el caso de algunas cadenas hoteleras que ya utilizan el asistente de IA de Amazon, Alexa, en su operatividad diaria. Además se están interesando en la medición de parámetros biométricos para el análisis del llamado “customer journey”, es decir, analizan la reacción del cuerpo humano ante diversos estímulos. De este modo detectan qué resulta más atractivo y decisivo a la hora de reservar, reseñó Bankia.

Los chefs robot ya son una realidad en Japón y EEUU, aunque con obvias limitaciones, pues no están en capacidad sino de reproducir recetas sin aportar la creatividad y experiencia de un chef real.

También está el robot camarero, un prototipo de la compañía Macco Robotics, con sede en Sevilla que ya se ha abierto mercado en Tailandia y Dubai. “Cuenta con un teclado táctil donde el cliente elige la bebida que quiere consumir. Y a partir de ahí, el robot hace la mezcla, agita la coctelera y sirve el combinado” informan sus creadores.

Un estudio de McKinsey Global Institute afirma que “en los próximos cincuenta años, muchos restaurantes y establecimientos de hostelería prescindirán del 66% de su plantilla, automatizando unos 52 millones de puestos de trabajo”.

Sin embargo, expertos en talento humano consideran que si bien las tendencias confirman que la llegada de los llamados robots colaborativos o ‘cobots’ es un hecho,  su labor será realizar tareas repetitivas y sin margen para la creatividad, siempre con supervisión humana, de modo que permitirán que los colaboradores del sector de la hospitalidad se dediquen a actividades de mayor valor.